Tecnologías

Tecnologías

Aplicación médica fácil de usar en combate

El cuidado básico de las víctimas es una habilidad crítica, que todo soldado debe aprender para sobrevivir y ayudar a otros en el campo de batalla.

Cómo enseñar de manera efectiva los conceptos básicos de la atención en combate es siempre un tema de discusión, dijo el Coronel Dan Irizarry, médico que trabaja como asesor clínico del Defense Health Agency’s Joint Project Manager for Medical Modeling and Simulation and the Army’s Program Executive Office for Simulation, Training and Instrumentation.

El adiestramiento del personal de primera respuesta a las víctimas en combate es extremadamente variable en todo el Ejército y el Departamento de Defensa, aunque se basa en el mismo material de enseñanza creado por el Committee on Tactical Combat Casualty Care (TC3).

Los métodos de enseñanza para este curso incluyen conferencias, libros de texto y entrenamiento práctico. Sin embargo, estos métodos anticuados como son las conferencias y los libros de texto no son el medio de elección para muchos jóvenes, que constituyen la mayor parte del Ejército actual y que están más familiarizados con las aplicaciones de dispositivos móviles, dijo Irizarry.

“La mayoría de las unidades, presionadas por el escaso tiempo disponible para la formación, acortan y modifican las presentaciones del TC3 para cumplir con las limitaciones de tiempo”, dijo Irizarry. “Esto introduce inconsistencias en el entrenamiento a lo largo de la formación, lo que puede impactar la efectividad del entrenamiento y en última instancia en la preparación.”

En respuesta a este problema, el PEO STRI (Program Executive Office for Simulation, Training and Instrumentation) creo recientemente un prototipo de una aplicación médica fácil de usar, llamada Tactical Combattical Casualty Care All Combatant Cognitive Trainer, o TC3 ACCT. La nueva aplicación proporciona una presentación coherente pero personalizada del material del TC3 a cada alumno en cualquier dispositivo móvil.

Las pruebas recientes de esta aplicación las realizaron soldados en Alaska en Fort Wainwright, complementadas con ejercicios prácticos.

“La retroalimentación de las primeras pruebas del ACCT TC3 por parte de las unidades del Ejército ha sido muy positiva y la aplicación fue bien recibida tanto por los soldados como por los mandos”, dijo Irizarry.

Los soldados que usaron la aplicación alcanzaron al menos el mismo nivel de conocimientos, pero en menos tiempo, un promedio de 5.3 horas, en comparación con el grupo que usó un método de entrenamiento basado en conferencias que requirió un promedio de 12 horas, dijo.

Además, el 96 por ciento de los soldados que usaron la aplicación dijeron que era fácil aprender a usarla y el 92 por ciento informó que la aplicación era fácil de usar, dijo.

Irizarry dijo que una de las razones por las que esta aplicación es una mejora en comparación con el método tradicional de formación basado en conferencias es porque utiliza tecnología de aprendizaje adaptativo. La tecnología de aprendizaje adaptativo personaliza el plan de estudios para satisfacer las necesidades particulares del alumno, mediante algoritmos informáticos y proporciona a los estudiantes y a los instructores información continua sobre el dominio del material.

Además, la aplicación, que contiene videos y fotos, permite a los soldados entrenar de manera más efectiva en cualquier momento y en cualquier lugar, dijo, consiguiendo que el entrenamiento sea mucho más efectivo.

Las pruebas de usuario se llevaron a cabo en áreas con conectividad a Internet limitada en Alaska, lo que sugiere que el uso remoto es factible, aunque definitivamente es mejor con conectividad a Internet, agregó.

“El ACCT TC3 ayuda a los soldados a mantener los conocimientos a lo largo del tiempo, mediante el uso de principios de aprendizaje probados, que reintroducen la información al alumno en el momento en que comienza a desvanecerse, en contraposición a unas necesidades anuales”, dijo. Esto aumenta la memoria y disponibilidad a largo plazo de la información.

En la actualidad, el Ejército está considerando formas de mejorar el entrenamiento mediante el uso de tecnologías de aprendizaje adaptativo. Esta evaluación temprana de los usuarios sugiere, basada en métricas de costo, retroalimentación y desempeño de los usuarios, que podría ser una inversión inteligente y un medio viable para ayudar a proporcionar y seguir la capacitación requerida por el DOD.

Todos los materiales del ACCT TC3 se derivan del All Service Member TCCC para todos los miembros del Ejército, publicado por el Committee on Tactical Combat Casualty Care and the Defense Health Agency Deployed Medicine Website, dijo Irizarry.

Como se trata de un prototipo en fase de evaluación, el acceso a la aplicación está actualmente restringido a aquellos que poseen una licencia de software.

Fte. Army News Service 

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.