Tecnologías

Tecnologías

Auge del vehículo militar ultraligero ULCV

A nivel mundial, las fuerzas especiales siguen siendo las que mayor carga soportan en las operaciones, por lo que es necesario adaptarlas y desarrollarlas continuamente. Entre los requisitos emergentes se encuentran que sean más rápidos, ágiles y desplegables que aquellos con los que están equipadas las unidades de propósito general.

Un buen ejemplo de esta tendencia es Canadá, que recientemente ha comenzado a recibir de Polaris Government and Defense sus nuevos Vehículos de Combate Ultraligeros (ULCV). Los vehículos están siendo entregados bajo un contrato que permitirá a las fuerzas especiales canadienses recibir 62 vehículos este año a un costo total de 23 millones C$.

En el momento de la primera entrega, el General de División Mike Rouleau, Comandante del Mando de las Fuerzas de Operaciones Especiales Canadienses (CANSOFCOM), declaró que “la adquisición de los ULCVs es un gran paso adelante en la movilidad de la CANSOFCOM. Esta plataforma servirá como un complemento único a nuestro arsenal de movilidad existente y apoyará a la CANSOFCOM en su despliegue en los años venideros”.

Los requisitos para los UCLV de Canadá son los típicos de las fuerzas de operaciones especiales en todo el mundo. Su objetivo es proporcionar un transporte rápido y móvil sobre terrenos exigentes, en vehículos que puedan configurarse específicamente para un despliegue rápido, como el helicóptero Chinook.

El ULCV está basado en el vehículo DAGOR de Polaris que viene desarrollando desde hace años. Tiene un peso bruto de 3.856 kg, con 4,52m de longitud total y 1,88m de, lo que le hace lo suficientemente pequeño y compacto, como para poder lanzarlo desde el aire o transportarlo colgado debajo.

“Con capacidad para nueve personas, el DAGOR ofrece un equilibrio óptimo entre la rapidez del transporte aéreo, capacidad de carga útil y movilidad avanzada. Proporciona ventaja a los combatientes a pie, permitiendo que las formaciones se muevan más rápidamente, transporten más carga y reduzcan significativamente la fatiga de combate”, dijo Nick Francis, director de Gobierno y Defensa de Polaris.

“Los vehículos militares Polaris mantienen la agilidad y la movilidad fuera de la carretera con una combinación calculada del tamaño del motor y del vehículo, el tamaño de la rueda y la suspensión para soportar los baches, surcos, rocas, tocones y la arena”, continuó Francis. “Los Polaris MRZR D y DAGOR están propulsados por motores diesel/JP8, lo que es significativo en misiones, donde el gas limpio no es tan accesible. También proporciona un mayor par de torsión para escalada en roca y senderos en terrenos desérticos altos, como los que se ven en Afganistán y otros teatros de operaciones”.

El MRZR D es un vehículo aún más ligero y ágil. Según la compañía, la movilidad turbo diésel en esta versión de cuatro asientos ofrece mayor distancia entre ejes y mayor capacidad de carga útil (680 kg).

Entre los clientes potenciales del DAGOR se encuentran las Fuerzas Especiales, la 82ª División Aerotransportada del Ejército de EE.UU., múltiples ejércitos europeos y fuerzas globales adicionales.

Se sabe que el Mando de Operaciones Especiales de EE.UU. (USSOCOM) no está satisfecho con parte del rendimiento de su flota actual de Vehículos de Movilidad Terrestre 1.1, que reemplazó a los Humvees derivados de operaciones especiales más antiguos. El vehículo en cuestión es el General Dynamics Ordnance and Tactical Systems Flyer72. En enero, USSOCOM emitió una solicitud de propuestas para estudiar cómo aumentar la potencia de fuego y la protección de los vehículos.

Sin embargo, los vehículos 1.1 se suponía que eran sólo una solución inicial, por lo que el Ejército sigue buscando una solución para las fuerzas ligeras y el SOCOM. A finales del año pasado, otros vehículos, todos derivados de vehículos tácticos o comerciales existentes, comenzaron las pruebas. Entre los vehículos propuestos se encuentran el Flyer72, el Boeing’s Phantom Badger, el Vyper Adamas V3X Tactical Vehicle, el propuesto High Versatility and Tactical Vehicle de Lockheed Martin, DAGOR y una variante del Commando Jeep desarrollado por Hendricks Dynamics.

Las fuerzas especiales del Reino Unido son notoriamente reservadas en cuanto a los requisitos, pero se cree que están observando con gran interés el programa del USSOCOM. Aunque no están tan bien financiadas como sus homólogas americanas, las Fuerzas Especiales británicas tienen la oportunidad de comprar equipos fuera de los plazos normales de adquisición del Reino Unido. Y con la feria anual de operaciones especiales que se celebrará en Tampa, se espera que el personal del Reino Unido vaya con una lista de compras que incluirá vehículos de alta movilidad.

Si bien la apertura del Canadá respecto de su programa y la entrega de equipo es relativamente inusual en la comunidad de operaciones especiales, es indicativa del interés actual por los vehículos ligeros nuevos. Los fabricantes de todo el mundo están tratando de explotar este interés y desarrollar vehículos que puedan ser ligeros y mantener los niveles de protección y letalidad más eficazmente que en el pasado.

Fte. Army Technology

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.