Tecnologías

Tecnologías

Un barco no tripulado de Rolls-Royce podría lanzar drones de ala rotatoria

Mientras que la Armada de EE. UU. se esfuerza por alcanzar la meta de una flota de 355 barcos, el Jefe de Operaciones Navales, el Adm. John Richardson, ha dicho que los sistemas no tripulados podrían ser clave para este crecimiento.

Bajo ese aspecto: un concepto de barco de Rolls-Royce totalmente no tripulado, puede pasar 100 días en el mar sin necesidad de visita a puerto, y lanzar y recuperar helicópteros no tripulados desde una pequeña cubierta trasera.

El pasado mes de septiembre, Rolls-Royce puso en marcha el plan para un buque naval no tripulado de 60 metros de eslora, cuya imagen conceptual muestra una línea elegante.

En el reciente simposio anual de la Surface Navy Association, la compañía presentó en Washington, D. C. una variante diseñada como barco de la Armada, con helicópteros no tripulados Northrop Grumman MQ-8 Fire Scout en su cubierta de helicópteros.

Mientras que la Marina está buscando buques de superficie no tripulados, como el Common Unmanned Surface Vehicle de Textron, para misiones como seguridad portuaria y barrido de minas, el tamaño del concepto Rolls-Royce no tripulado lo sitúa en una categoría separada por su tamaño.

“Creo que cuando es tan grande, se trata de un barco”, dijo Davis Sanford, de Rolls-Royce.

Además de proporcionar una plataforma de lanzamiento para el Fire Scout, el buque aún sin nombre, podría utilizarse para la guerra asimétrica, las contramedidas contra minas o el transporte de equipos, dijo Sanford a Military. com.

Utiliza accionamiento eléctrico, con cuatro megavatios de potencia, equipado con generadores y paneles solares como fuente de energía de reserva. Sanford dijo que podría operar de forma totalmente autónoma durante 100 días en el mar.

La existencia de un concepto de barco completamente no tripulado plantea interrogantes sobre si las plataformas no tripuladas podrían contar realmente para la cuenta de 355 buques planeada por la Marina.

No obstante, los mandos navales han expresado su interés en la tecnología no tripulada, aunque siguen siendo vagos sobre cómo los sistemas no tripulados se incorporarían a la flota a gran escala.

“No hay duda de que los sistemas no tripulados también deben ser parte integral de la futura flota”, según un documento de mayo de 2017, que esboza la visión del Jefe de Operaciones Navales John Richardson sobre la futura flota.

“Las ventajas que estos sistemas ofrecen son aún mayores, cuando incorporan autonomía y aprendizaje automático”, continúa diciendo. “Y estas plataformas deben ser lo suficientemente asequibles para comprarlas en grandes cantidades, y estar interconectadas para expandir nuestra presencia naval en áreas clave.” Hace días, el nuevo jefe de adquisiciones de la Marina, James “Hondo” Geurts, dijo que la respuesta aún no está clara, pero los marinos ya han expresado su interés en adquirir dicha tecnología, independientemente de si la Marina planea o no utilizarla para aumentar el tamaño de la flota.

El concepto de Rolls-Royce podría estar listo para su adquisición en 2025 ó 2030, dijo Sanford. Pero, el mundo tendrá que evolucionar rápidamente antes de entonces; pues, actualmente, no existen normas internacionales que rijan el funcionamiento de los buques no tripulados, lo que significa que no pueden entrar en aguas internacionales.

Hay otras consideraciones: Sanford dijo que la compañía aún está determinando cómo hacer que el buque no tripulado sea a prueba de manipulaciones, para evitar que la gente suba a bordo y trate de controlar o manipular el buque.

En línea con este proyecto, en septiembre de 2017, la Defense Department’s Strategic Capabilities Office publicó un borrador de solicitud para un programa llamado Overlord: un vehículo de superficie no tripulado que puede operar durante 90 días, cubriendo al menos 4.500 millas náuticas a 19 nudos o más.

Fte. Military.com 

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.