Tecnologías

Tecnologías

Combat Cloud: de cómo la nube cambiará el ritmo de la batalla

En un futuro próximo, un sistema de redes conectará el espacio de la batalla multidominio (tierra, mar aire, espacio, ciber y guerra electrónica) en un único entorno sin fisuras. Esto cambiará la estructura temporal de la guerra, proporcionando la capacidad de disponer de una ventaja táctica. La visión de ese futuro es un concepto al que nos referimos como la Combat Cloud o Nube de Combate.

La Nube de Combate definirá el nuevo arte de la guerra, reinventando la forma en que explotamos los principios de la ofensiva, la maniobra y la masa. Específicamente:

  • La Nube de Combate alterará la velocidad de las decisiones, a medida que las tecnologías de decisión distribuida capitalicen la capacidad de interpretar el espacio de la batalla a un ritmo superior, generando una superioridad cognitiva que ajustará las posturas ofensivas y defensivas, en casi tiempo real.
  • La Nube de Combate integrará efectos cibernéticos y cinéticos, generando una nueva forma de agilidad para llevar a cabo acciones simultáneas a través de la batalla, para restringir virtualmente y/o físicamente la capacidad de acción del adversario.
  • La Nube de Combate generará nuevos niveles de sinergia entre elementos de fuerza cinéticos y no cinéticos para concentrar rápidamente sus efectos.

Las características de velocidad, agilidad y sinergia, habilitadas a la velocidad de la luz, trastornarán el paradigma de la guerra en la era digital. Al explotar estos tres elementos, que son inherentes a la Nube de Combate, las fuerzas estadounidenses comenzarán a “ganar en el tiempo”, cambiando el ritmo de la batalla en beneficio de las fuerzas amigas.

Ganar en el tiempo no quiere decir mantenerse por delante del proceso, sino de redefinirlo a través de las muchas dimensiones que componen el campo completo de las capacidades militares. Es un proceso iterativo, en el que la tecnología influirá en los conceptos operativos, impulsando una serie de transformaciones que igualarán al cambio revolucionario.

La Nube de Combate permite a cualquier dispositivo del campo de batalla conectarse con cualquier otro dispositivo en cualquier momento y lugar. Las tecnologías críticas que permiten esto son:

Algoritmos de enrutamiento avanzados, que emplearán funciones objetivas que regirán las tecnologías de conmutación avanzadas. Con estos algoritmos de enrutamiento, podrán formarse, disolverse y reformarse dinámicamente las constelaciones, utilizando la mejor combinación disponible de medios de transporte terrestre, aéreo y espacial.

Componentes de red en miniatura y virtualización funcional permitirán una red con una densidad física y funcional sin precedentes. La red funcionará como un entorno de computación, casi sin estados que responderá a la segmentación dinámica, la asignación de recursos basada en la demanda y las técnicas de optimización de carga en tiempo real para producir efectos específicos de escenarios.

Técnicas dinámicas de orquestación generarán constelaciones bajo demanda, definidas por la misión. Las entidades, dentro del paisaje global serán, capaces de satisfacer las limitaciones de latencia específicas de la tarea, yserán funcionalmente asignables a una constelación, generando una concentración virtual de masa. La implementación de aplicaciones almacenadas y entregadas generará instrucciones de dependencia de la aplicación que definen arquitecturas lógicas y jerarquías de operaciones.

La inteligencia distribuida y colectiva será facilitada por un software de inteligencia artificial eficiente y en línea, que seguirá las construcciones de decisión adaptativas que apoyan la acción colectiva y autónoma de las máquinas. Estas construcciones emularán la capacidad humana de operar en entornos que exigen fiabilidad y acción oportuna.

Las funciones de mantenimiento de registros generarán registros, que permitirán el aprendizaje de la máquina local y global, tanto en tiempo real como en ciclos de aprendizaje profundo.

Colectivamente, estas tecnologías aumentarán sustancialmente la eficiencia de comunicación y la capacidad de respuesta de los combatientes, dándoles la ventaja asimétrica crítica sobre el enemigo: la velocidad, la agilidad y la sinergia que comprime el tiempo.

Asegurar la seguridad cibernética dentro de la Nube de Combate requiere un enfoque de amplio espectro que minimice la superficie de ataque y el potencial de intrusión, explotación y denegación de servicio a través de estas tres líneas de esfuerzo simultáneas y sinérgicas:

1. Un conjunto de herramientas de seguridad cibernética que se ocupan de la higiene de la red: detección de intrusos, servicios de identidad, monitoreo del flujo de red y protección avanzada contra malware.

2. Prácticas operativas de red definidas por software, que incluirán un control de acceso basado en la intención para verificar los pares de nodos, confirmar el cumplimiento de las normas de enrutamiento y verificar la conformidad del contenido de los mensajes, lo que garantiza la integridad de la intención para cada transacción.

3. Una estrategia operacional de sobrevigilancia que proporciona visibilidad forense y en tiempo real basada en telemetría. Operational Overatch soporta operaciones cibernéticas defensivas con conocimiento de la situación en tiempo real y proporciona los datos para llevar a cabo análisis forenses retrospectivamente y realizar back-testing de acciones correctivas y revisiones de políticas.

Qué seguirá a esto:

En el futuro, ganar tiempo acelerará la transformación del espectro completo de la guerra cibernética. Esto es crucial para obtener la agilidad adaptativa necesaria para superar y/o contener continuamente el rango completo del espacio de batalla.

Para llegar allí se requiere un cambio desde un enfoque centrado en dispositivos/plataforma a un enfoque basado en la carga útil adaptable de la misión, que se basará en un diseño definido por software de redes, sistemas cibernéticos y vehículos de misión cinética.

Una vez que esto ocurra, la Nube de Combate, con su perfecta integración de datos entre los elementos cibernéticos y cinéticos, ofrecerá a los combatientes mayor velocidad, agilidad y sinergia, lo que permitirá tomar mejores decisiones con mayor rapidez.

Fte. C4ISRNET 

Tags:

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.