Industria

Industria

El Congreso USA espera los resultados de una demostración de avión de ataque ligero

Cazabombardero ligero experimental Textron Scorpion OAX

Ante el creciente coste de los programas de las FFAA de EEUU., especialmente los aéreos, y la necesidad de la acción aérea combinada con miembros de las coaliciones encabezadas por la US. Air Force, el Pentágono dio luz verde a una iniciativa, con la se intenta disponer de una gama de aviones de ataque ligeros y de bajo coste.

Las pruebas comenzaron con cuatro aviones en agosto en la Base Holloman de la Fuerza Aérea, Nuevo México, y sus resultados están ya en su poder desde primeros de septiembre aunque aún no los ha divulgado. Sin embargo, en el Congreso están ansiosos por conocerlos.

Adicionalmente, durante una audiencia del Comité de las Fuerzas Armadas del Senado sobre la reforma de adquisiciones, los senadores dijeron que esperan que la experiencia adquirida con el avión de ataque ligero, conocido como OA-X, pueda mejorar la forma en que se adquieren los futuros sistemas de armas.

La secretaria de la Fuerza Aérea, Heather Wilson, dijo que aún no había revisado el informe, pero destacó la velocidad de todo el proceso. Durante la audiencia, mostró la “carta de invitación” de cuatro páginas, enviada a la industria, conteniendo los requisitos que dieron lugar a la oferta y a la prueba realizada.

“En menos de cinco meses, dispusimos de cuatro aviones en la pista para probarlos en la Base Holloman de la Fuerza Aérea y acabo de recibir el informe de la prueba. Por eso, en menos de 11 meses, con cinco páginas, hemos probado cuatro aviones para un posible avión de ataque ligero para Estados Unidos y sus aliados “, dijo Wilson.

El mes pasado, los legisladores acordaron proporcionar a la Fuerza Aérea 400 millones de dólares para explorar la compra de un nuevo avión de ataque ligero para misiones en el Medio Oriente.

Dirigiéndose a Wilson durante la audiencia, el Senador Angus King, I-Maine, agregó: “Lo que nos han dicho sobre el avión de ataque ligero y el proceso es increíblemente alentador, y espero que pueda continuar en esa línea”.

Cuatro aviones: AirTractor y L3 AT-802L Longsword; Sierra Nevada y Embraer A-29 Super Tucano; y Scorpion de Textron y AirLand LLC, así como su AT-6B Wolverine, realizaron ejercicios de vuelo, maniobras de combate y, en algunas ocasiones, lanzamiento de armas durante la demostración de Holloman.

El Air Force Chief of Staff Gen David Goldfein dijo en septiembre a Military.com que la iniciativa de ataque ligero debe ser vista como una nueva forma de hacer las cosas, hablando no solo del avión sino de un sistema de comunicación.

El OA-X “no es solamente hardware, sino una red”, dijo, y agregó que quiere que la Fuerza Aérea se adiestre más a menudo con los socios de la coalición, que pueden no tener aviones de combate de alta gama.

Goldfein, que fue jefe del U.S. Air Forces Central Command entre 2011 y 2013, dijo: “Esta es una forma de conseguir que más socios de la coalición entren en una red para hacer frente a la violencia”.

“¿Podemos, al mismo tiempo tener un paquete de aeronave y sensores relativamente económico, conectarlo a una red de información compartible que nos permita cumplir mejor con la estrategia acordada?” dijo.

Durante una audiencia, el Senador David Perdue, un republicano de Georgia, destacó la necesidad de soluciones provisionales, como la de un avión de ataque ligero, dado que EE. UU. necesita adquirir tecnologías off-the-shelf en momentos de tensión creciente.

“Después de 30 años de desinversión y solo una recapitalización importante, y después de 16 años de combate, creo que estamos en crisis”, dijo.

“¿Cómo podemos encontrar soluciones rápidas y de bajo costo para el campo de batalla? Volar un F-35, donde un A-29 podría ser una solución, es ese tipo de ejemplos” es lo que se necesita “, dijo Perdue.

El avión ligero podría ser un comienzo refrescante, considerando que el programa Joint Strike Fighter (el programa más caro del Pentágono hasta la fecha) tardó más de 15 años desde su primer diseño hasta su puesta en servicio.

Ellen Lord, subsecretaria de defensa para adquisición, tecnología y logística, dijo al Comité que el objetivo del Departamento de Defensa es acortar la duración de los principales programas de adquisición de dos años y medio a 12 meses. “Éste ha sido un primer paso”, dijo.

La Fuerza Aérea dijo que compartiría los hallazgos del informe cuando fuera apropiado.

Fte.: military.com

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.