Tecnologías

Tecnologías

DARPA espera lanzar enjambres de drones desde un C-130s en 2019

Durante décadas, las operaciones aéreas militares han dependido de aeronaves tripuladas multifuncionales, cada vez más capaces de ejecutar misiones de combate y de no combate, pero a su vez, el enemigo aumenta su capacidad para detectar y atacar a los aviones a mayor distancia. A este reto, la US Air Force responde con mejores, pero más caros diseños, mayores costes de mantenimiento y de reemplazo.

La posibilidad de enviar grandes cantidades de pequeños sistemas no tripulados (UAVs) con capacidades coordinadas y distribuidas, podría proporcionar mayor flexibilidad operativa a bajo coste, especialmente si esos sistemas no tripulados pudieran ser recuperados en vuelo para su reutilización.

Hasta ahora, sin embargo, no se disponía de la tecnología para proyectar salvas de sistemas reutilizables a grandes distancias y de recuperarlos en el aire.

Para hacer realidad esta tecnología, DARPA lanzó el programa Gremlins, con el prevé lanzar grupos de UAVs desde cazabombarderos y otros aviones mayores, desde distancias fuera del alcance enemigo. Después de que los gremlins realicen su misión, un avión de transporte C-130 los recuperará en el aire y los llevará a su base, se les preparará para su siguiente uso en 24 horas.

La primera fase del programa concluyó en marzo y durante ella se demostró que el programa no solo era factible, sino que “requeriría modificaciones mínimas en el avión anfitrión”, dijo Scott Wierzbanowski, gerente del programa DARPA, en un comunicado.

Durante la segunda fase, el equipo completará los diseños preliminares para demostraciones de tecnología a gran escala, agregó Wierzbanowski.

Cada dron podrá permanecer en vuelo durante una hora a la distancia de 300 millas náuticas transportando una carga útil de 60 libras, según General Atomics.

La compañía está incorporando tecnología comercial para reducir el costo de los gremlins, con el objetivo de que cada uno cueste menos de 500,000 $ por unidad.

La compañía maneja dos opciones para el sistema recuperación: la primera se puede montar en las alas de un avión; mientras que la segunda se carga en la bodega.

La vida útil prevista para los gremlins es aproximadamente 20 misiones, lo que proporcionará ventajas, gracias a la reducción de la carga útil y el coste del fuselaje. También se ahorrará en los costes de misión y mantenimiento, en relación con las plataformas convencionales, que se diseñan para funcionar durante décadas.

En el programa Gremlins se explorarán numerosas áreas técnicas, que incluyen: el lanzamiento y recuperación, conceptos de integración y equipos de aeronaves; diseños de fuselaje de bajo costo y vida limitada; análisis de alta fidelidad, control de vuelo digital de precisión, navegación relativa y mantenimiento de la estación.

El programa tiene como objetivo llevar a cabo una demostración de prueba de concepto de vuelo convincente, que pueda realizar misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) y que porte otras cargas útiles modulares, no cinéticas de una manera robusta, receptiva y asequible.

DARPA pretende demostrar la capacidad en algún momento de 2019, según declaraciones de la agencia y General Atomics Aeronautical Systems, una de las dos empresas contratadas para diseñar prototipos del dron. La otra es Dynetics.

Fte.: DARPA y Airforce Times

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.