Tecnologías

Tecnologías

El Departamento de Defensa deja de vender teléfonos móviles chinos en los economatos militares

El Pentágono ha anunciado que, en las tiendas militares ya no se venderán teléfonos y equipos de telecomunicaciones Huawei y ZTE.

Según el portavoz del Pentágono, el mayor Dave Eastburn, la directiva fue emitida el 25 de abril, a instancias de la Undersecretary of Defense for Personnel and Readiness. La directiva era originalmente solamente para los productos Huawei, pero se añadió a ZTE a la lista debido a “potenciales problemas de seguridad”.

“Todos los economatos del Departamento dejaron de vender teléfonos celulares, módems de Internet móvil personal y productos relacionados de la marca Huawei, porque estos dispositivos pueden representar un riesgo inaceptable para el personal y la misión del Departamento”, dijo Eastburn a FCW. “Dadas las preocupaciones de seguridad asociadas con estos dispositivos, expresadas por altos oficiales de inteligencia de los EE.UU., no era prudente que se continuaran vendiendo a nuestro personal.”

Eastburn declinó comentar más sobre la naturaleza de las amenazas potenciales planteadas por los dispositivos ZTE y Huawei, citando preocupaciones de seguridad.

El secretario de la Marina, Richard Spencer, brindó más detalles sobre los fundamentos de la directiva durante una conferencia de prensa en el Pentágono el 2 de mayo. También hizo referencia al testimonio de una audiencia del Comité de las Fuerzas Armadas del Senado el 19 de abril, en la que se reveló que el Departamento de Defensa había suspendido la adjudicación de un contrato reciente cuando los funcionarios se dieron cuenta de que Huawei sería uno de los subcontratistas.

“La prohibición se debió a los dispositivos de localización más que a cualquier otra cosa: a la capacidad de ser localizados”, dijo Spencer. También dijo que, la prohibición era más un reflejo de una preocupación general sobre dispositivos que de un estado específico.

En febrero de 2018, los jefes del FBI, la NSA y la CIA testificaron ante el Congreso, que ellos y sus organizaciones no usan teléfonos o productos Huawei o ZTE, y advirtieron a otros en contra de hacerlo también. Eastburn indicó que la decisión del Pentágono surgió en parte de esa audiencia y dijo que el Departamento está evaluando la situación para determinar si se necesitan medidas de seguridad adicionales.

Sin embargo, también hay una larga historia de sospechas entre el gobierno de Estados Unidos y estas empresas acerca de, hasta dónde se podrían usar sus teléfonos para facilitar la vigilancia por parte del Gobierno chino. Las preocupaciones sobre las dos firmas se remontan a 2011, cuando el House Permanent Select Committee de la Cámara de Representantes llevó a cabo una investigación, que concluyó que los productos representaban una amenaza directa para los sistemas del gobierno de Estados Unidos y alentó a las empresas del sector privado a considerar los riesgos a largo plazo de hacer negocios con ellos.

A Huawei se le prohibió competir por contratos del gobierno de Estados Unidos en 2014 y ZTE se ha enfrentado a un torrente de acciones regulatorias en los últimos años, incluyendo multas de 1.400 millones de dólares y a la prohibición de comprar a empresas tecnológicas estadounidenses, después de que el Departamento de Comercio determinó que la empresa había violado las sanciones comerciales de Estados Unidos, al vender equipos de telecomunicaciones a Corea del Norte e Irán.

Más recientemente, los dos gigantes de las telecomunicaciones fueron señaladas en un informe de la  U.S.-China Economic Security Review Commission, en el que se alegaba que el Gobierno chino ha colocado activa e intencionalmente a las empresas locales en el nexo de la cadena de suministro de TI de Estados Unidos. Tanto Huawei como ZTE han rechazado vehementemente las afirmaciones estadounidenses de que están ayudando o auxiliando a las operaciones de inteligencia china y han insistido repetidamente en que sus productos son seguros para los usuarios estadounidenses.

Fte. Defense Systems

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.