Tecnologías

Tecnologías

GlobalEye: la vigilancia aérea alcanza nuevas cotas

GlobalEye on runway 1

Saab ha concluido el primer vuelo de su avión GlobalEye Airborne Early Warning & Control que, según afirma es el sistema de vigilancia con rol duaal (swing role) más avanzado del mundo, en Linköping, Suecia.

Julian Turner consiguió esta información de Jonas Härmä de la división de Sistemas de Vigilancia Aérea de la empresa.

Jonas Härmä es jefe de ventas y marketing de sistemas de vigilancia aérea, en Saab. Ha trabajado para la empresa sueca en ventas, marketing, formación, gestión de proyectos y desarrollo de negocio desde 1995.

Julian Turner: ¿Cómo puede el GlobalEye llevar a cabo simultáneamente la alerta temprana aérea y la vigilancia marítima y terrestre?

Jonas Härmä: GlobalEye agrupa un sofisticado conjunto de los últimos sensores de vigilancia y comunicaciones, que permiten a los operadores controlar el aire y la superficie a bordo de una sola plataforma.

El gran radar en la parte superior del avión es un conjunto activo de exploración electrónica (AESA) de Erieye ER, que consta de numerosos módulos avanzados, que utilizan tecnología de nitruro de galio (GaN) para explorar el aire y la superficie en busca de los blancos en un gran volumen de espacio. Un radar Seaspray de Leonardo se encuentra debajo de la aeronave y realiza la vigilancia de superficie, mientras que una torreta electro-óptica bajo la parte inferior de la cabina del GlobalEye proporciona una imagen día/noche en un arco de 360°.

Los datos de estos sensores se recopilan y se presentan al operador como una imagen de inteligencia continua, que el operador puede utilizar para dirigir los sensores a fin de proporcionar mayor información, mientras sigue explorando en otros lugares. La naturaleza de red de GlobalEye significa que puede compartir esa información con otros, dar instrucciones o aceptar datos o comunicaciones de terceros.

JT: ¿Qué ventajas específicas ofrece GlobalEye en comparación con las soluciones de vigilancia existentes?

JH: La combinación de sensores, combinada con la fusión de varios datos, para presentar una comprensión cohesiva de lo que está operando en el aire o en la superficie, pone al operador en una clara ventaja.

Ven más allá, ven una mayor variedad de objetivos y pueden hacer uso de esa información más rápidamente, lo que en última instancia se traduce en decisiones más informadas, que permiten respuestas más rápidas a emergencias o amenazas. El GlobalEye puede trabajar en una variedad de misiones, incluyendo la esfera civil en respuesta a desastres, seguridad de eventos, disuasión y detección de actividades ilegales, así como satisfacer las demandas de la guerra de alta intensidad.

El avión también puede cambiar de función dinámicamente mientras está en el aire durante las misiones en curso (esta es la razón por la que nos referimos a él como un sistema de vigilancia de “swing role”). Una plataforma hace tareas para las que de otro modo se requerirían múltiples alternativas, lo que significa que GlobalEye está superando los límites de rendimiento de lo que podría esperarse de la vigilancia aerotransportada.

JT: GlobalEye es un Bombardier Global 6000 modificado. ¿Por qué se eligió este avión en concreto?

JM: Saab eligió el Bombardier Global 6000 como plataforma porque necesitábamos una plataforma con largo alcance y autonomía. El Global 6000 es un avión ideal desde el punto de vista del diseño y de la envolvente de vuelo, ya que aporta esos atributos y un manejo suave, además de un entorno de tripulación confortable, diseñado para el viajero de negocios VIP. Los largos tiempos de misión significan que es importante proporcionar a los operadores el mejor entorno de trabajo para maximizar su rendimiento.

JT: Por favor, hábleme con más detalle sobre las soluciones tecnológicas del GlobalEye, incluyendo el radar de búsqueda marítima Erieye Extended Range y Seaspray, el sensor electroóptico de Flir Systems.

JM: Saab sigue siendo un líder mundial en diseño de radares y esto se ha conseguido gracias a la inversión propia, la I+D y la cooperación con otras instituciones de investigación en áreas clave como la generación de señales, el diseño de antenas y el software que nos permite procesar e interpretar los retornos.

Estos tres factores contribuyeron al diseño del Erieye ER, que utiliza un diseño de antena AESA que funciona en la frecuencia de la banda S y utiliza tecnología GaN y generación de forma de onda adaptativa. El resultado es un radar que proporciona detección de muy largo alcance contra blancos difíciles de discriminar con tasas de detección muy rápidas y la capacidad de manejar numerosos contactos.

El radar Seaspray utilizado por GlobalEye es también un radar de AESA que, al igual que el Erieye ER, emplea módulos de transmisión/recepción múltiple de estado sólido, lo que proporciona una serie de beneficios que incluyen mayor fiabilidad. El radar utiliza una combinación de dirección mecánica y escaneo electrónico y su capacidad multimodo ofrece vigilancia de superficie y detección meteorológica simultáneamente.

El sensor electro-óptico (E/O) de Flir Systems utilizado en GlobalEye proporciona estabilización de imagen y rendimiento de imagen de ultra largo alcance con video digital HD. Tiene capacidad diurna/nocturna y permite al operador lograr la identificación visual y reunir pruebas, que pueden ser útiles después del vuelo.

JT: ¿Por qué Saab espera ver un aumento de la demanda de activos de vigilancia con roles cambiantes?

JM: Parece haber una tendencia mundial hacia el conflicto, la incertidumbre y un deseo comprensible de mayor conciencia y seguridad. Los factores exactos que contribuyen a esas tendencias son objeto de debate, pero el impacto es amplio en el sentido de que afecta tanto a la sociedad civil como a los asuntos militares.

Los resultados pueden manifestarse en actividades ilícitas como el contrabando, la piratería, las amenazas y los actos de terrorismo y las tensiones regionales o bilaterales que dan lugar a operaciones militares. Por lo tanto, es razonable querer tener una solución que opere en todo el espectro de eventualidades que GlobalEye puede manejar con tanta eficacia.

JT: ¿Cómo es capaz GlobalEye de detectar todo, desde objetivos aéreos poco observables en aglomeraciones aéreas, hasta objetivos marítimos a distancias muy largas?

JM: La capacidad de detectar objetivos difíciles debido a su tamaño, sus características de baja observabilidad, el terreno, las olas o las actividades de contra vigilancia (es decir, interferencias) es similar. Es una combinación de potencia, varios medios de generar una señal para detectar un objetivo, y un procesamiento inteligente de los retornos, para poder discriminar el contacto entre el ruido y el desorden.

La experiencia e inversión de Saab en radares, guerra electrónica y tecnologías asociadas, significa que tenemos los medios para detectar tales objetivos, proporcionando al operador un tiempo de decisión, que de otro modo se habría perdido por la incapacidad de ver estos objetivos hasta mucho más cerca.

JT: ¿Cuándo estará GlobalEye disponible comercialmente y quiénes son los posibles clientes?

JM: En febrero de este año lanzamos el primer avión GlobalEye como preparación para las pruebas de vuelo, la primera vez que mostramos el avión o discutimos el programa. En el plazo de tres semanas, la aeronave estaba en el aire para su primer vuelo.

Hay otros dos GlobalEye por encargo para el cliente, y se está trabajando en ambos y el programa de pruebas está en curso. Saab se mantiene discreta sobre el progreso, ya que tenemos que respetar los requisitos de nuestros clientes. En términos de un mercado más amplio, se trata de un mercado competitivo y que lleva años, pero es justo decir que creemos que tenemos una solución sin igual con GlobalEye.

Fte. AirForce Technology

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.