Tecnologías

Tecnologías

Impresión 3D para crear sensores para la piel

Investigadores de la Universidad de Minnesota han utilizado una impresora 3D para imprimir electrónica en una mano humana por primera vez, abriendo la posibilidad de hacerlo con sensores temporales en los soldados en el campo de batalla.

Los sensores podrían emplearse para detectar agentes químicos o biológicos, o convertir la energía solar en electricidad para cargar componentes electrónicos esenciales.

“Es impresionante el potencial de esta nueva tecnología de impresión 3D, que utiliza una impresora portátil y ligera, que cuesta menos de $400”, dijo el profesor asociado de ingeniería de la Universidad de Minnesota Michael McAlpine, autor líder del estudio.

“Nos imaginamos a un soldado sacando esta impresora de su mochila e imprimiendo un sensor químico u otros aparatos electrónicos que necesite, directamente sobre su piel. Sería como una “navaja suiza” del futuro, con todo lo que necesitan en una sola herramienta de impresión 3D portátil”.

Un aspecto crucial de la nueva técnica es que la impresora podría adaptarse a los pequeños movimientos del cuerpo durante la impresión, mediante la colocación de marcadores temporales en la piel, que se escanearían, para que la impresora pudiera utilizar la visión por ordenador y adaptarse a los movimientos en tiempo real.

“Por mucho que alguien intente quedarse quieto al usar la impresora sobre la piel, se moverá ligeramente “, dijo McAlpine. “Esta impresora puede rastrear la mano usando los marcadores y ajustarse en tiempo real a sus movimientos y contornos, de modo que la impresión de la electrónica mantenga su forma de circuito.”

La técnica utiliza una tinta especializada hecha de escamas de plata, que puede secarse y ser conductora a temperatura ambiente. Por lo general, las tintas de impresión 3D necesitan secarse a temperaturas de hasta 100°C, demasiado calientes para el contacto con la piel.

Los soldados podrían quitarse la electrónica con un par de pinzas o lavándose con agua.

El equipo de McAlpine también se asoció con el Departamento de Pediatría de la Universidad de Minnesota, el Dr. Dean Jakub Tolar, para explorar la forma en la que se podría aplicar la tecnología con fines médicos. El equipo estudió cómo se podría usar para la cicatrización de heridas y la impresión directa de injertos para trastornos de la piel. Usando tinta biológica, el equipo imprimió con éxito células en una la piel de un ratón herido.

“Me fascina la idea de imprimir electrónica o células directamente sobre la piel”, dijo McAlpine. “Es una idea tan simple y tiene un potencial ilimitado para aplicaciones importantes en el futuro.”

Fte. Army Technology

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.