La eólica y la fotovoltaica, necesarias según cada infraestructura

La primera mesa redonda del Congreso  versó sobre la ‘Generación de energías eólica y fotovoltaica en grandes instalaciones militares’ y estuvo moderada por el coronel Andrés Calderón, jefe del Área de Eficiencia Energética de la Dirección General de Infraestructura (DIGENIN) del Ministerio de Defensa.

M.Ángeles Moya

Calderón realizó una introducción en la resaltó la “necesidad de una transición energética” y puso el punto de mira en los hidrocarburos: “Hay que migrar del modelo convencional basado en el hidrocarburo como molécula fundamental de energía de la que actualmente disfrutamos a un modelo ‘verde’, sostenible”. Para ello subrayó la importancia de acometer un “cambio de mentalidad” y de encaminar las actuaciones en materia de eficiencia energética “a ser cada vez menos dependientes de los hidrocarburos de países en conflicto o con los que existe enemistad política”, puesto que esos factores externos inciden directamente en el precio de estos recursos energéticos y, por consiguiente, en el “bolsillo del consumidor”.

Ignacio Guerrero, ingeniero técnico de Arsenales de la Base Naval de Rota, expuso el exitoso modelo de energías alternativas que están empleando en estas instalaciones militares: pequeñas plantas fotovoltaicas ubicadas en las cubiertas de algunos edificios que inyectan energía a la red en baja tensión y cuyo mantenimiento “es muy sencillo y económico”. Guerrero aseguró que, con la implantación de este sistema, “los números han ido saliendo y se ha producido un abaratamiento de los precios”.

Jorge Martínez, responsable del área de Sistemas de Potencia de Abengoa (una de las empresas patrocinadoras del Congreso), habló de las micro-redes eléctricas con generación renovable, una opción que, según explicó, lleva mucho tiempo implantada en Estados Unidos. Aparte de ser una alternativa que “reduce emisiones de gases y abarata costes –señaló-, garantiza el suministro energético”. Y es que, a juicio de Martínez, “aumentar la fiabilidad del suministro en instalaciones críticas es fundamental”. A modo de ejemplo citó el apagón que se produjo en Menorca, durante varios días, como consecuencia del temporal, “algo que no nos podemos permitir en infraestructuras esenciales para la seguridad nacional”.

Sissy Martín, responsable comercial de Gesternova, dio a conocer el compromiso de su empresa con las energías renovables y puso en valor el hecho de que España “es un país privilegiado dentro de nuestro entorno para el desarrollo de las energías limpias, ya que disponemos de grandes cantidades de recurso eólico, solar, biomasa e hidráulico”. Es por ello que Gesternova, según explicó, aprovecha esos recursos y ofrece soluciones con este tipo de fuentes energéticas “que garantizan el suministro, la sostenibilidad y el abaratamiento de costes”.

Sergio Pedrosa, director técnico de WindEol, explicó en qué consiste este innovador proyecto, que ya está implantado en países como Kazajistán o Rusia. Se trata de energía eólica de baja potencia para garantizar el suministro energético en situaciones de climatología adversa. Según expuso Pedrosa, “WindEol está compuesto por generadores eólicos capaces de soportar variaciones de temperatura de entre -70 y +70 grados centígrados y con capacidad para resistir huracanes y grandes nevadas”. El mantenimiento de estos equipos, “que se pueden hibridar con cualquier otro sistema” y que tienen una vida útil de 60 años, se realiza a distancia, “porque están monitorizados”, y la media de amortización de la inversión oscila entre uno y tres años. “Nosotros podemos ayudar a Defensa desde un punto de vista diferente”, ofreció, tras explicar que estos generadores ya están en funcionamiento en el Ministerio de Defensa ruso.

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.