Tecnologías

Tecnologías

La US Navy aterriza un avión en un portaaviones por control remoto

La Marina de los EE.UU. aterrizó recientemente un caza en la cubierta de un portaaviones sin la intervención del piloto a bordo. En su lugar, un oficial a bordo del portaaviones guio la aeronave por control remoto. El sistema, conocido como ATARI (aircraft terminal approach remote inceptor, o ATARI), tiene por objeto resolver el problema del aterrizaje de aeronaves no tripuladas.

Las pruebas tuvieron lugar a finales de marzo, a bordo del portaaviones USS Abraham Lincoln. El sistema empleado en la prueba fue un caza F/A-18 Hornet equipado para operación remota.

El ATARI proporciona al “landing signal operator” (un piloto de portaviones capacitado para guiar a otros pilotos hacia un aterrizaje seguro), la capacidad de aterrizar una aeronave. El oficial está situado en el borde de la cubierta de vuelo, equipado con instrumentos que muestran los errores de planeo y alineación del avión entrante, lo que le proporciona el punto de vista y los datos ideales para hacer el aterrizaje remoto de un avión.

Según la Armada, el primer aterrizaje con éxito en un portaaviones con el sistema ATARI lo hizo un caza F/A-18 Hornet de los “Salty Dogs”, un escuadrón de pruebas de vuelo de la Armada. El Hornet realizó tres aproximaciones, conocidos como waveoffs, como pruebas de último minuto del sistema, antes de llevar al Hornet hacia un aterrizaje real. Una versión anterior de ATARI fue probada en tierra usando un Learjet modificado.

En última instancia, ATARI está diseñado para aviones no tripulados que aterricen en las cubiertas de los portaaviones. La Armada llevó a cabo sus primeros despegues y aterrizajes no tripulados en 2013, con el avión teledirigido experimental X-47B. Aunque aún no cuenta con ningún avión de transporte no tripulado, el dron cisterna MQ-25 Stingray entrará en servicio a mediados de los años 2020.

El MQ-25 probablemente tendrá su propio sistema de despegue y aterrizaje, pero la tecnología ATARI estará disponible en caso de emergencia. El sistema, o algo parecido, también podría aterrizar una aeronave tripulada en caso de que el piloto esté incapacitado, siempre y cuando el sistema ATARI no sea demasiado caro o se interponga en la actuación del piloto en cabina.

Si la Marina de los EE.UU. puede controlar con éxito a los cazas Hornet en lo más difícil de las operaciones de vuelo, aterrizando en un portaaviones, parece probable que aviones como el Hornet también puedan ser operados a distancia durante el resto del vuelo. Esto abre la posibilidad de que el sucesor del servicio del F/A-18 Super Hornet, Next Generation Air Dominance, pueda ser tripulado opcionalmente.

Fte. Popular Mechanics 

Tags:

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.