Las alternativas de las energías alternativas: geotérmica, biomasa, micro-led

En la segunda mesa redonda del Congreso, los ponentes centraron sus intervenciones en la ‘Generación de energías geotérmica, biomasa e hidráulica, y la gestión de la iluminación en instalaciones’. El general Manfredo Monforte, subdirector general de Sistemas Terrestres del INTA, fue el moderador y puso el foco de atención “no sólo en el ahorro de costes que conlleva el empleo de energías renovables; también en la seguridad de las tropas y la continuidad del servicio para el cumplimiento de las misiones que tienen encomendadas las Fuerzas Armadas”, subrayó. Y es que, según precisó Monforte, “el 30 por ciento de las bajas en Irak y Afganistán se han producido haciendo la escolta de convoyes de combustible”.

M.Ángeles Moya

Alfonso Moraño, profesor titular de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía de la Universidad Politécnica de Madrid, apostó en su intervención por el empleo de energía geotérmica en instalaciones militares. “Cuenta con la ventaja de la sostenibilidad y, además, tiene algo que no tiene ningún otro sistema: la obtención de agua caliente sanitaria”, dijo. “Las instalaciones geotérmicas –añadió- se encuentran enterradas y ocultas, motivo por el cual no necesitan casi mantenimiento y son más seguras”.

Miguel Ángel Cerezo, gerente de Actuaciones Medioambientales de Tragsa, presentó un modelo para la transformación de la biomasa forestal que se encuentra en terrenos del Ministerio de Defensa. “Con 100.000 hectáreas forestales, Defensa es el mayor propietario forestal de España”, informó. Según Cerezo, el modelo de actividad propuesto por Tragsa, que serviría principalmente para el autoabastecimiento de calefacción y agua caliente sanitaria, tendría, entre otros beneficios, “la contribución a la prevención de incendios forestales, el ahorro económico, la autofinanciación y la creación de empleo rural”.

Rodrigo Muñoz, consultor de Innovación de Microplus World Corporation, propuso durante su ponencia diferentes sistemas de iluminación, alternativos a los actuales, que podrían adaptarse a cualquier tipo de instalación. En concreto, habló sobre la evolución del led al micro-led, cuya instalación supondría, y así lo refirió, “un ahorro de alrededor del 90 por ciento”. Según Muñoz, este sistema, que tendría hasta 100.000 horas de vida útil, permitiría la iluminación con control remoto en zonas con cobertura 3G y 4G, “y su implantación sería muy fácil”.

La Base Naval de Rota tendrá una gran planta fotovoltaica

David Barbosa, Installation Energy manager de la Naval Station de Rota, realizó una ponencia que se centró en los programas del Departamento de Defensa de Estados Unidos para la promoción e instalación de energías renovables en las instalaciones militares nacionales y en grandes bases en el extranjero. En este sentido, Barbosa destacó la importancia de invertir en energías renovables “no sólo basándonos en criterios energéticos y de ahorro, sino en la fiabilidad del suministro, puesto que es necesario asegurar que haya suministros alternativos en aquellos casos que sean necesarios”.

Puso, a modo de ejemplo, los proyectos energéticos que se están llevando a cabo en la base de Rota, “proyectos que están centrados en la generación de energía eléctrica con una gran planta fotovoltaica, cuya construcción ya está aprobada”, anunció. “El plan consiste en que, en un máximo de cuatro años, consigamos que el 30 por ciento de la energía eléctrica consumida en la base provenga de esa planta fotovoltaica”.

También se refirió a un modelo de contratación que permitiría ejecutar proyectos de energía “si necesidad de liberar fondos del Gobierno, no sólo para construirlos sino también para mantenerlos”. Así, habría dos tipos de relaciones contractuales: por un lado, entre el Gobierno y la empresa suministradora; por otro, entre esta última y las empresas suministradoras de servicios energéticos. “Es el mismo tipo de contrato pero con dos tipos de empresas diferentes y, en cualquiera de los dos casos, se podría financiar la construcción del proyecto sin necesidad de liberar fondos, puesto que el propio proyecto se paga con los ahorros generados por el mismo”, sintetizó.

 

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.