Tecnologías

Tecnologías

Las fragatas británicas Type 26 montarán lanzamisiles MK 41 de Lockheed Martin

La Royal Navy (RN) equipará a su nueva flota de fragatas Type 26 con el sistema de lanzamiento vertical para misiles Mk 41 de Lockheed Martin.

BAE Systems ya ha realizado el contrato con Lockheed para el suministro de los Mk 41 para las tres primeras fragatas antisubmarinas que tiene bajo contrato.

Actualmente, la Armada programa operar una flota de ocho fragatas Type 26, la primera de las cuales será entregada a mediados de la próxima década para reemplazar las fragatas Type 23.

Este acuerdo eleva a 13 el número de armadas que operan el Mk 41. Estados Unidos, Australia, Alemania y Japón se encuentran entre los usuarios del sistema, sin embargo, es la primera vez que la RN compra el sistema.

Los destructores antiaéreos británicos Type 45 montan el sistema de lanzamiento vertical Sylver, construido por Naval Group de Francia, para disparar los misiles Aster desarrollados por MBDA.

Fragata británica Type 26

Cada una de las fragatas Type 26 estará equipada con tres módulos MK 41 VLS de ocho celdas. El pedido inicial de BAE incluye nueve módulos MK 41, suficientes para los tres primeros barcos de la clase.

Los británicos aún no han especificado públicamente los tipos de misiles que se lanzarán desde el Mk 41, pero el sistema tiene la flexibilidad necesaria para operar simultáneamente armas antisuperfice antiaéreas y antisubmarinas.

Por otra parte, ya se ha probado desde el Mk 41, el nuevo misil antiaéreo Sea Ceptor de MBDA, pero se espera que el arma tenga su propio lanzador específico en las Type 26. El Sea Captor formaba parte de una cooperación más amplia anunciada en 2013 por Lockheed Martin y MBDA, que tenía por objeto suministrar misiles desarrollados por esta última para el lanzador Mk 41 y para la familia de lanzadores ExLS más pequeños.

El Almte. Philip Jones, First Sea Lord, dijo el año pasado que la potencia de fuego de las Type 26 se verá “reforzada por el futuro arma ofensiva de superficie – el misil que se está desarrollando actualmente para reemplazar al Harpoon”.

El problema es que los británicos habían planeado retirar el Harpoon del servicio este año, mientras que la iniciativa anglo-francesa para desarrollar el futuro arma de crucero/anti-barco no estará lista hasta alrededor de 2030.

El plan de abandonar el Harpoon y dejar la capacidad antisuperficie en manos de los helicópteros desplegados por los buques de guerra durante una década más o menos, ha sido temporalmente archivado, mientras que la RN reconsidera sus opciones, después de que se topara con una tormenta de oposición sobre la decisión original.

El acuerdo sobre el Mk 41 con BAE podría abrir la puerta a otras órdenes relacionadas con el Type 26, ya que Australia y Canadá están considerando el buque de guerra para cumplir con los requisitos futuros de la fragata. Se espera una decisión del gobierno australiano en el segundo trimestre de este año.

Fte. DefenseNews

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.