Los primeros vuelos de prueba tripulados del Targus OPV de Indra serán en 2019

Indra aspira a que el sistema Targus OPV esté disponible para finales de 2020, por lo que en las últimas semanas del presente año se probará el hardware in the loop simulator (HILS) en el CIAR y los ensayos en vuelo tripulados serán en la primera mitad del año próximo

Juan Pons

En el marco de las Jornadas Tecnológicas SecuDrone organizadas por la Asociación para la Promoción de las Tecnologías e Industrias Estratégicas (APTIE) que se celebran en el Instituto Tecnológico “La Marañosa”, Javier Barcala, director adjunto de vehículos aéreos de Indra, junto con José Manuel Pérez-Pujazón, ex director general de defensa de Indra, han presentado las últimas novedades del Civil UAV Iniciative, un programa competitivo de la Agencia Gallega de Innovación (GAIN) adjudicado en 2016 a la compañía tecnológica española.

Se trata de un programa que concluirá a mediados de 2021 “con tres líneas de desarrollo”, explica Barcala. Una de ellas es el sistema Targus OPV, derivado del sistema de vigilancia Marítima MRI basado en el avión Tecnam P2006T con capacidad para efectuar la transición de aeronave pilotada a no pilotada, “lo que le convierte en un aparato tipo MALE de menor tamaño e idóneo para su empleo en zonas de operaciones gracias a ofrecer una autonomía cercana a las 10 horas de vuelo”.

Pérez-Pujazón ha señalado que próximo paso del programa será instalar y probar a finales del presente año en  el Centro de Investigación de Aeroportados de Rozas (CIAR), en la provincia de Lugo, “el hardware in the loop simulator o HILS, para “simular horas de vuelo del avión sin que el aparato llegue a estar en el aire, lo que de cara a su certificación es equivalente a horas de vuelo reales”, confirma Pérez-Pujazón.

Las previsiones actuales son “comenzar los primeros vuelos de prueba tripulados en la primera mitad de 2019 con el sistema de control automático en funcionamiento, “al objeto de poder tener el producto disponible a finales de 2020”, adelanta Barcala.

Una segunda línea del programa Civil UAV Initiative es el barco no tripulado ARDNIVSU, “cuyo demostrador ya navega en la ría de Vigo”. Con una eslora del entorno de 6 metros y del orden de los 1.200 kilos de peso, dispone “de capacidad para embarcar distintos tipos de sensores integrados y con navegación telecomandada”, afirma el director adjunto de vehículos aéreos de Indra.

De utilidad para labores de vigilancia marítima, recogida de muestras, vigilancia de vertidos e incluso para lucha contra incendios, el citado barco incorpora motores de agua o water jet y motores eléctricos que le permitirán navegar por áreas con escasa profundidad y a poca velocidad. También podrá incorporar un sonar de barrido lateral e incluso un sistema para proyectar un chorro de agua en la lucha contra incendios en embarcaciones en el mar.

La tercera línea de actividad en desarrollo es el denominado Centro de Misión y Proceso de Datos (CMPD), en el que se integraran los datos de los vehículos no tripulados aéreos o navales citados.

 

Tags: ,

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.