Tecnologías

Tecnologías

Maniquí robótico para asistencia sanitaria a los perros

Se trata de un perro robot con el que las Fuerzas Especiales de los Marines a aprenderán realizar triages en el campo de batalla.

Este perro robótico extra-realista se empleará en apoyo al Marine Corps Forces Special Operations Command para salvar la vida de sus compañeros caninos cuando están heridos. Esta tecnología de perros la están desarrollando la industria, en colaboración con el Mando de Operaciones Especiales.

Los perros, que parecen Malinois belgas, se muevan de forma muy real y pueden perder las extremidades para simular una gran variedad de lesiones.

Anteriormente, los operadores se formaban con perros “Critical Care Jerry”, maniquíes rellenos, utilizados por las salas de emergencia de veterinarios para practicar una variedad de procedimientos médicos de emergencia. Si bien estos perros permiten que las tropas practiquen la intubación, la ferulización y la reanimación, su limitado realismo y su incapacidad para moverse presentan un desafío para la capacitación en la asistencia médica.

Se espera que la entrada en servicio de este nuevo perro robot se haga pronto ya que, según un comunicado de prensa, la producción comenzará en marzo, y su entrega a las fuerzas caninas militares comenzará en abril.

En operaciones especiales, los perros cumplen una amplia gama de funciones y son un grupo de élite, con un proceso de selección casi tan riguroso como el de sus manipuladores. Se les emplea para detectar explosivos, olfatear drogas, y combatientes enemigos, así como para defender o atacar cuando es necesario. Realizan rigurosos entrenamientos junto a sus compañeros humanos y están condicionados para mantener la calma mientras realizan saltos en tándem desde aviones y cuando se encuentran en medio del ruido y el caos de un tiroteo.

De acuerdo con un comunicado del Mando de Operaciones Especiales, los robots permitirán a los alumnos practicar tratamientos, incluso de algunas de las lesiones más graves, como la evisceración. Los prototipos de perros reaccionan cuando se les administra (Resucitación Cardio-pulmonar) y muestran lecturas vitales que se estabilizan cuando sus lesiones son tratadas adecuadamente.

Esta capacidad permite no tener que hacer suposiciones acerca de lo que le pasa a los perros cuando resultan heridos en combate”, dijo en un comunicado un operador canino, que no fue identificado públicamente.

Fte.: Defensetech

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.