Tecnologías

Tecnologías

Navantia en la lista final para la nueva fragata de la Armada de EEUU

Los contratos de diseño del concepto para las fragatas de misiles de próxima generación de la Armada de Estados Unidos se han adjudicado a cinco licitadores. ¿Pero cómo se compararán estas ofertas?

En enero de este año, en el Simposio de la Asociación de la Marina de Superficie de EE.UU. en Washington DC, el Dr. Regan Campbell, gerente del programa PMS515 del US Navy’s Naval Sea Systems Command (NAVSEA), ofreció a los asistentes una actualización sobre una de las principales adquisiciones futuras para la Armada.

Campbell está a cargo del PMS515, que tiene la responsabilidad de la evaluación y la adquisición inicial de la fragata de próxima generación FFG(X). La fragata se convertirá en la columna vertebral de la futura capacidad de la Marina, con 20 buques que se espera adquirir.

Según Campbell, la FFG(X) será una “plataforma ágil y multimisión, diseñada para operar en entornos de aguas litorales y alta mar”. Debe ser capaz de operar de forma independiente o integrarse en una task forcé, para llevar a cabo funciones ofensivas y defensivas de superficie, antisubmarinas y de combate aéreo.

Opciones de evaluación: disminución de riesgos con contratos múltiples

NAVSEA solicitó inicialmente propuestas para la evaluación de la primera fase en noviembre de 2017 y requirió que la fragata se basara en un diseño existente que ya en servicio.

La FFG(X) aprovechará las capacidades propuestas para trabajo original de la Fragata (FF) que ya se había iniciado, pero con requisitos adicionales que incluyen: mayor capacidad de guerra aérea tanto para defensa propia como durante funciones de escolta; mayor capacidad de supervivencia; y mayor capacidad de maniobra en guerra electromagnética.

La industria respondió al trabajo inicial de alcance como propuestas de diseño conceptual. Cuando Campbell habló en NAVSEA, estos contendientes estaban esperando el anuncio inminente de quién pasaría a la siguiente fase.

La Marina espera eliminar riesgos del programa, mediante la adjudicación de múltiples contratos en las fases iniciales. Campbell dijo que, de esta manera NAVSEA reduciría el riesgo del programa para la fase de Diseño de Detalle y Construcción (DD&C) de tres maneras clave: ordenando la integración de elementos particulares del sistema de guerra y la arquitectura cibernética; exigiendo que basado en los diseños existentes se produzcan los diseños más rentables y capaces para cumplir con los requisitos de FFG(X); y que la Marina proporcione requisitos del sistema para detallar las especificaciones técnicas de la FFG(X).

Dentro de esos límites, NAVSEA anunció en febrero la adjudicación de cinco contratos, cada uno por valor de 14,99 millones de dólares, con opciones de aumentarlos a 21 millones de dólares, para cubrir la fase de diseño conceptual. Las cinco adjudicaciones fueron para Austal, Marinette Marine, General Dynamics Bath Iron Works, Lockheed Martin y Huntington Ingall.

La alineación: Diseños probados y contratistas experimentados

Para esta fase del programa, Austal propone el diseño de su Buque de Combate Litoral de Clase Independencia como línea de base. La clase Independence ya está en servicio en la US. Navy y es el único diseño de trimarán que existe. Según Austal, se trata de un buque de superficie de alta velocidad, ágil, de poco calado y en red, capaz de navegar en alta mar, pero “diseñado para derrotar a las crecientes amenazas litorales, a la vez que proporcionar acceso y dominio en las aguas costeras”.

Por su diseño probado, Marinette Marine seleccionó el diseño de fragata FREMM de la casa matriz italiana Fincantieri. “Hemos reunido un equipo de socios de clase mundial, para adaptarnos a los estándares de diseño estadounidenses y entregar un barco avanzado, flexible y altamente fiable a la Marina de Estados Unidos para sus necesidades actuales y futuras”, declaró en febrero Francesco Valente, presidente y CEO de Fincantieri Marine Group. “Nuestros astilleros americanos están hechos a medida para construir pequeños buques de superficie y disponemos de una cadena de suministro fuerte, establecida y fiable.”

Marinette Marine sostiene que el diseño FREMM, que fue desarrollado inicialmente por Fincantieri en colaboración con DCNS de Francia, es la fragata más capaz y moderna disponible en el mundo para la gama de capacidades requeridas por la Marina de Estados Unidos. El astillero italiano está construyendo diez de estos buques para la Armada Italiana y seis ya han sido entregados y acumulado unas 30.000 horas y 200.000 millas náuticas en operaciones del mundo real.

Fincantieri nos dijo que uno de los principales retos para todos los competidores de FFG(X) es adaptar el diseño de los buques base al extenso conjunto de especificaciones de EE.UU., que excede las 2000 páginas.

Entre las áreas que la compañía dijo que destacarían su diseño están: el sistema de propulsión eléctrico híbrido; capacidad de la cubierta de vuelo y aviación; sistemas auxiliares similares a los que ya están en servicio en la Marina; y sistemas integrados de comunicación y guerra.

La licitación de General Dynamics Bath Iron Works se basa en el diseño de fragatas del astillero español Navantia. Éste ha diseñado una familia de Aegis Guided Missile Frigates, que la coloca en buena posición para el programa. Ahora en contrato, Bath Iron Works dice que tiene la intención de madurar el diseño para cumplir con las especificaciones establecidas por la Navy, y que se utilizará para la solicitud de propuestas DD&C (Detail-Design-and-Construction) en una fecha posterior. ^Por otra parte,  Bath Iron Works es un contratista experimentado de la Armada y actualmente está construyendo los destructores clase Zumwalt y Arleigh Burke. En una declaración, el presidente de General Dynamics Bath Iron Works, Dirk Lesko, declaró que la compañía “espera con interés trabajar con Navantia para seguir desarrollando un diseño de fragata de misiles guiados que satisfaga las necesidades de la Marina de los Estados Unidos”.

El último diseño conocido es el de Lockheed Martin, que ha presentado su clase Freedom LCS como su contendiente. “Estamos orgullosos de nuestra asociación de 15 años con la Marina de los EE.UU. en el Buque de Combate Litoral de la variante Freedom y esperamos extenderla a la FFG(X)”, dijo Joe DePietro, vicepresidente de pequeños buques de combate y sistemas de barcos de Lockheed Martin.

“Construido según los estándares de construcción naval de la Armada de EE.UU., nuestro diseño de fragatas ofrece una respuesta asequible y de bajo riesgo para cumplir los objetivos de la Armada de una flota más grande y más capaz.”

El camino por delante: los requisitos

Esto pone a cuatro contendientes de diseño en la lista de salida. Sin embargo, hasta la fecha, Huntington Ingalls se ha negado a divulgar públicamente su diseño. “Ingalls Shipbuilding se complace en ser seleccionado para la siguiente fase del programa de fragatas. Estamos deseando trabajar con la Armada para proporcionar una solución fiable para esta importante plataforma”, fue todo lo que nos dijo un portavoz de la compañía.

Una vez adjudicados los contratos, el próximo hito tendrá lugar dentro de dieciséis meses, tras la fase inicial de las obras, cuando NAVSEA utilice el trabajo realizado por los competidores para acotar los requisitos. Después de eso, Campbell espera una solicitud de propuestas para el concurso completo y abierto para la DD&C en el cuarto trimestre de 2019, seguido de una adjudicación de contrato en el Año Fiscal 2020.

Fte. Naval Technology

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.