Tecnologías

Tecnologías

¿Necesita la US Navy submarinos NO nucleares?

El año 1990 fue el fin de una era. La Armada de Estados Unidos desmanteló el submarino de ataque USS Blueback, el último no nuclear al servicio de Estados Unidos.

Los submarinos nucleares tienen claras ventajas sobre sus primos convencionales, pero también tardan mucho tiempo y mucho dinero en construirse. A medida que la Armada china se crece, ¿es hora de que los astilleros estadounidenses vuelvan a construir submarinos eléctricos diésel? Un artículo en The National Interest se ocupa de este tema.

El artículo afirma que por cada submarino de ataque nuclear de clase Virginia que se compra, Estados Unidos podría construir cinco eléctricos diésel de la clase Soryu japonesa. Si esto fuera cierto, la cantidad de submarinos que la US Navy podría desplegar sería un factor disuasivo importante para China en el Pacífico. Habría suficientes submarinos estadounidenses para reunirlos en los puntos de estrangulamiento en todo el Pacífico occidental, una posibilidad intimidante para un país como China, que nunca antes ha llevado a cabo una guerra antisubmarina.

Pero la fuerza de submarinos de la Armada de Estados Unidos ha sido una flota nuclear durante 28 años y francamente, a la Marina le gusta así. La energía nuclear tiene prestigio. La energía nuclear garantiza un alcance ilimitado, y los únicos factores limitantes de un submarino son la alimentación y la moral de la tripulación. La capacidad de cruzar el Pacífico o el Atlántico hasta los puntos de empleo, sin necesidad de detenerse y repostar, es una capacidad poderosa.

Existen otras ventajas. Los submarinos nucleares pueden ser considerablemente más grandes que los barcos eléctricos diésel y, por lo tanto, están equipados con más capacidades de no ataque (vehículos submarinos no tripulados, equipo de espionaje o espacio para buzos de combate y SEALs). Esto se debe a que, por muy grande que sea el submarino, no tiene que consumir cantidades proporcionalmente grandes de combustible líquido voluminoso. Los submarinos nucleares también pueden permanecer sumergidos durante largos períodos de tiempo, aunque la nueva generación de submarinos eléctricos diésel puede permanecer sumergida más tiempo que antes.

Uno de los problemas de los subsistemas NO nucleares es la necesidad de bases. Aunque pocos hablan de ello, el hecho es que, en caso de guerra con China, todas las bases militares importantes, desde Okinawa hasta Guam, serían bombardeadas con misiles balísticos convencionales. Su objetivo: destruir los trampolines del poder estadounidense en el patio trasero de China, empujándolos de vuelta a Hawaii. Algunos misiles serían derribados, pero otros lo conseguirían. (Esto no se limita a una guerra con China. Podría superponerse el mismo escenario sobre Europa en un hipotético conflicto con Rusia).

Por lo tanto, en caso de guerra con China, es muy probable que los submarinos estadounidenses no nucleares perdieran sus bases avanzadas, en primer lugar. Los lugares más cercanos donde podrían rearmarse y repostar probablemente serían Australia y Hawai pero, un barco diésel, que ve la base naval Yokosuka en llamas desde su periscopio, y que solo tiene un cuarto de tanque de combustible diésel, tendría muchos problemas, mientras que uno nuclear, no.

En el caso de un ataque sorpresa por parte de un adversario importante, la flota de submarinos de propulsión nuclear desplegada fuera de EEUU, puede que fueran los únicos barcos que sobrevivieran al primer día de la guerra.

Esto no quiere decir que los submarinos eléctricos diésel no sean útiles. Son útiles para operar cerca de aguas enemigas, por ejemplo. Pero esos submarinos probablemente ya existen en la forma de fuerzas submarinas de nuestros aliados Japón y Corea del Sur. La Armada de Estados Unidos podría convivir con submarinos eléctricos diésel, si la Casa Blanca y el Congreso obligan a hacerlo, pero todavía hay razones de peso para seguir siendo totalmente nucleares. Incluso si pudiéramos conseguir cinco submarinos no nucleares por el precio de uno nuclear.

Fte. Popular Mechanics 

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.