Tecnologías

Tecnologías

Nuevas tecnologías para combatir con las escotillas cerradas

La visión estereoscópica montada en el casco suena como una solución para los aviones de combate, pero los ingenieros del Departamento de Defensa de EEUU y expertos de la industria están desarrollando esta tecnología con éxito en tierra.

El Centro de Sistemas de Vehículos Terrestres (TARDEC) del U.S. Army Research, Development and Engineering Command, en colaboración con Honeywell Aerospace, han instalado un prototipo de sistema de visión estereoscópica montado en el casco, previamente desarrollado bajo el programa Ground X-Vehicle Technologies (GXV-T) de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA), en un vehículo de combate Bradley Fighting Vehicle.

Los ingenieros del Centro trabajan en soluciones combatir, de forma efectiva, con la escotilla de los vehículos de combate cerrada. Es decir, conducir un vehículo blindado con las escotillas superiores cerradas para proporcionar una mejor protección a la tripulación. Por ejemplo, en su configuración actual, el vehículo de combate Bradley sólo admite la función de conducción con escotilla cerrada, con el conductor mirando a través de espejos con un campo de visión limitado.

Asumiendo la tarea está el equipo de Mission Enabling Technologies-Demonstrator (MET-D) de TARDEC, ingenieros que instalan tecnologías avanzadas, como sensores de conocimiento de la situación en los 360º, con alta resolución, comunicaciones de última generación, vehículos aéreos no tripulados y más, en plataformas de vehículos modificadas. El equipo luego opera estos demostradores, en una variedad de condiciones y operaciones simuladas, para medir cómo la tecnología mejora la efectividad de la misión del Soldado.

El equipo MET-D intenta añadir la tecnología aeroespacial de Honeywell, desarrollada para el programa GXV-T, a un conjunto existente de sensores de conocimiento de la situación de 360 grados, para completar la experiencia de conducción. El sistema incluye una serie de pares de cámaras estéreo orientadas hacia adelante cuyas imágenes se proyectan en el ojo izquierdo y derecho del usuario a través de un par de elementos ópticos holográficos que les permiten percibir la profundidad, mientras presentan un amplio campo de visión sin causar náuseas o fatiga ocular.

“Este es un paso incremental en la simulación de las condiciones de visión directa”, dice Troy Tava, gerente de proyecto de TARDEC para MET-D. “Posiblemente sea el factor X para conducir una escotilla cerrada en pleno funcionamiento.”

Fte. Army Guide

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.