Tecnologías

Tecnologías

Órdenes gestuales a los drones en la cubierta de los portaaviones

En la cubierta de los portaaviones, las tripulaciones de cubierta hablan con los pilotos en un lenguaje de gestos manuales. Ahora que la Marina se prepara para que los drones compartan la cubierta de vuelo, también se pretende que ese lenguaje manual lo aprendan las máquinas.

Esto puede ser urgente, porque la Navy ha convocado un concurso para seleccionar el primer avión no tripulado basado en un portaaviones.

A principios de esta década, la Marina realizó una serie de pruebas con el avión teledirigido X-47B Unmanned Combat Air System (UCAS). En esas pruebas, se controló al UCAS en tierra, con un dispositivo inalámbrico de mano. El dispositivo “se utilizó para controlar el empuje del motor del X-47B que hace rodar la aeronave hacia delante, frenar y detenerse, y usar su la rueda de proa como directora, con el fin de que ejecutara los giros ajustados y de precisión requeridos para mover a la aeronave a una catapulta de lanzamiento o apartarlo de la zona de aterrizaje, una vez aterrizado”.

El riesgo de usar un dispositivo portátil en la cubierta de vuelo de un portaaviones, es que en ella se mueven constantemente aviones y vehículos, lo que representa un peligro potencial. Si un tripulante de cubierta que está controlando un avión teledirigido se concentrara en su dispositivo, no prestaría suficiente atención a lo que ocurre a su alrededor.

En su lugar, ¿por qué no hacer que el dron aprenda las viejas formas y se adapte al entorno del portaaviones? Según Aviation Week & Space Technology, eso es exactamente lo que hace una empresa. Mediante un nuevo sistema de reconocimiento de gestos, desarrollado por Systems Technology Inc. (STI), se enseña a los drones a comprender los mismos gestos que han empleado las tripulaciones de cubierta durante casi cien años para dar instrucciones a los pilotos.

El sistema de STI se basa en la colocación de sensores en las varas de señales empleadas por los directores de aeronaves, para que un avión teledirigido los pueda interpretar como órdenes.

El sistema, conocido como Deck Intelligent Aircraft Body Language Observer (DIABLO), usa el aprendizaje automático para interpretar las órdenes correctamente. Los manipuladores de cubierta han simulado mover una aeronave desde los elevadores de la aeronave del portaaviones hasta una posición en la catapulta del barco. Por ahora, el reconocimiento de gestos se encuentra en el rango del 90-100%.

Fte. Popular Mechanics 

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.