Tecnologías

Tecnologías

Posible prohibición de teléfonos móviles en el Pentágono

Pulsera Fitbit

Una revisión de seguridad, ordenada por el Secretario de Defensa Jim Mattis, considerará la posibilidad de prohibir al personal uniformado y civil, que lleve sus teléfonos móviles personales al Pentágono, dijeron responsables de defensa el miércoles día 30 de enero.

Mattis había ordenado la revisión de las políticas de seguridad para el uso de dispositivos personales que llevará a cabo Joseph Kernan, subsecretario de Defensa para la Inteligencia, antes de que aparecieran noticias durante el fin de semana, que detallaban cómo se aparecen on line las ubicaciones y otros datos proporcionados por rastreadores de ejercicios como Fitbit y Jawbone, reportó CNN.

“Nos tomamos en serio las amenazas a la seguridad y siempre estamos estudiando posibles medidas adicionales para mejorar aún más la seguridad de nuestro personal del Departamento de Defensa”, dijo la comandante del Ejército Audricia Harris, portavoz del Pentágono, en respuesta a una pregunta sobre la posible prohibición de llamadas telefónicas.

Las noticias informaron de que los soldados que usan rastreadores de ejercicio portátiles podrían estar exponiendo información sobre su paradero y actividades en bases militares de todo el mundo.

Aunque ninguna decisión sobre el uso de teléfonos móviles en el Pentágono sea inminente, una prohibición similar entró en vigor este mes entre ciertos miembros del personal de la Casa Blanca en el Ala Oeste.

Esa prohibición se estableció para “proteger a la Casa Blanca del riesgo de diseminación de información sensible o clasificada”, según un memorándum obtenido por Politico.

El lunes, el Coronel del Ejército Rob Manning, portavoz del Pentágono, dijo, en respuesta a los informes de Fitbit, que el Departamento de Defensa estaba “revisando la situación para determinar si se requiere capacitación u orientación adicional, y si se debe desarrollar alguna política adicional para garantizar la seguridad del personal del Departamento de Defensa, tanto en el país como en el extranjero”.

Manning respondía así a la revelación de que un mapa interactivo encontrado en línea, el Global Heat Map, publicado por la compañía de rastreo GPS Strava, utilizó información satelital para mapear las ubicaciones y movimientos de los suscriptores al servicio de mantenimiento físico de la compañía.

“Se aconseja al personal del Departamento de Defensa que establezca estrictos parámetros de privacidad en las tecnologías y aplicaciones inalámbricas” mientras se lleva a cabo la revisión de políticas, dijo Manning en una sesión informativa del Pentágono.

Sin dar detalles, Manning también dijo que los aparatos de fitness ya “están prohibidos en sitios específicos del DoD y durante actividades específicas”.

Cuando se le preguntó si los dispositivos y el mapa interactivo habían comprometido alguna actividad del Departamento de Defensa, Manning dijo “no que yo supiera”.

Las tropas estadounidenses ya reciben adiestramiento rutinario, para mantener sus perfiles en línea bajos y evitar la publicación de fotos e información personal.

Cualquier prohibición del uso de teléfonos celulares sería enormemente difícil de implementar en el Pentágono, el edificio de oficinas más grande del mundo donde más de 22.000 personas uniformadas y personal civil trabajan diariamente. El inconveniente es que solamente hay un número limitado de casilleros donde dejar sus teléfonos.

Además, el uso del teléfono celular, con la excepción de algunas áreas restringidas, ya es casi imposible dentro del edificio ya que las señales no penetran. Cuando el personal quiere usar los teléfonos, suele ir al patio.

Fte.: Military

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.