Tecnologías

Tecnologías

Rusia afirma que tiene un nuevo misil contra los carros occidentales

Rusia afirma que un nuevo misil, proporciona sus tanques una ventaja decisiva sobre los tanques occidentales, en particular sobre el M1 Abrams. El nuevo misil, supuestamente puede penetrar dos veces la coraza del tanque Abrams. Dada la magnitud del asunto, vale la pena investigarlo. La respuesta: Tal vez. Más o menos.

Durante décadas, los tanques rusos han tenido la capacidad de disparar misiles desde sus cañones principales y proyectiles perforantes de carga hueca, contra los tanques enemigos. Pero, a muy larga distancia los vehículos enemigos se vuelven más difíciles de atacar con proyectiles no guiados: mientras que la precisión de los proyectiles disminuye gradualmente con la distancia, la de los misiles se mantiene constante hasta su máximo alcance. Un grupo de tanques rusos podría enfrentarse a tanques de la OTAN a corta distancia con proyectiles perforantes y a mayor distancia con misiles. Es una capacidad exclusivamente rusa que ningún tanque de la OTAN posee.

Ahora, los medios de comunicación estatales rusos afirman que un nuevo misil contra carro, tiene la capacidad de penetrar una coraza ” dos veces más gruesa ” que la de los Abrams M1 americanos. El misil se basa en el 9M119 Reflecks, que tiene un alcance de 3,1 millas y puede penetrar 900 milímetros de placa de acero endurecido. Según Army Recognition, el nuevo misil puede “atravesar una placa de blindaje de casi un metro (1.000 milímetros) de espesor”. El nuevo misil, en el mejor de los casos, logra un diez por ciento más de penetración y usa una ojiva de carga hueca, que atraviesa la coraza con un chorro de alta velocidad de metal explosivamente deformado.

Carro de combate ruso ARMATA

El M1A2 Abrams de Estados Unidos es uno de los mejor protegidos del mundo. Su gruesa coraza está construida con capas de acero, cerámica, uranio empobrecido y plomo. Aunque los valores reales están clasificados, Stephen Zaloga estima que la protección de la parte frontal del casco del M1 es de 700 milímetros de protección, mientras que la del arco frontal de la torre es el equivalente a 1.300 milímetros contra cargas huecas.

En otras palabras, suponiendo que el nuevo misil pueda penetrar un diez por ciento más de coraza que los Reflecks, podría penetrar unos 990 milímetros, con lo que podría teóricamente penetrar en el casco frontal de un Abrams, pero no la torre. En términos prácticos, el nuevo misil no es más peligroso que los misiles más antiguos. Es posible que el tanque Armata no pueda usar misiles más viejos como los Reflecks y los rusos están siendo forzados a desarrollar uno que lo haga y Rusia está aprovechando al máximo la oportunidad de los medios de comunicación.

El Ejército de Estados Unidos no se detiene ante la amenaza de los misiles antitanque rusos y está instalando el sistema de protección activa Trophy (APS) de fabricación israelí en los tanques Abrams desplegados en Europa. El Trophy rodea al tanque con antenas de radar para detectar misiles y cohetes atacantes y, una vez que está a tiro, dispara un arma similar a una escopeta para destruirlos. El sistema es muy efectivo y está totalmente automatizado, protegiendo al tanque y a la tripulación en todo momento.

En otras palabras, el tanque Abrams ya está suficientemente bien protegido contra el nuevo misil del Armata. Los misiles necesitarían atravesar los sistemas de protección activa de los Abrams y agotar su dotación de interceptores metálicos, para luego hacer un impacto directo en el casco. La torre de los Abrams se encoge de hombros ante el nuevo misil. La carrera armamentista de cien años entre tanque y antitanque continúa.

Fte. Popular Mechanics 

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.