Tecnologías

Tecnologías

Visualizando la guerra electrónica

La proliferación de dispositivos y tecnologías para interceptar y manipular el espectro electrónico ha dado lugar a una avalancha, a menudo abrumadora, de datos complejos. La pregunta para muchos es: ¿qué hacemos con ellos? El software de visualización podría ser la clave.

No hay duda de que el campo de batalla moderno genera grandes cantidades de datos, ni de que los mandos luchan por capturarlos e interpretarlos. En el campo la potencia de fuego y  la movilidad, existe la oportunidad de echar un vistazo a lo que está ocurriendo y adquirir cierta comprensión de la situación sobre el terreno.

Pero no existe tal facilidad cuando se trata de la guerra electrónica. La interacción entre los sistemas ofensivos y defensivos es en gran medida invisible a simple vista , pero la abrumadora naturaleza eléctrica de la guerra moderna significa que, hay una verdadera avalancha de señales e información. Para los soldados, marineros y aviadores encargados de llevar a cabo operaciones de guerra electrónica, esto plantea un enigma.

Es posible que se hagan una idea de lo que está sucediendo con los sistemas que están utilizando y entiendan la complejidad del espectro electrónico en el espacio de batalla mucho más, pero los sistemas con un propósito dedicado sólo pueden darles una visión limitada de lo que está sucediendo. Como resultado, la visualización, la interpretación y la planificación pueden ser difíciles.

Afortunadamente, no son sólo los militares los que sufren esta dificultad de interpretar los unos y los ceros de la vida moderna. Dondequiera que los datos y lo intangible sea cotidianos, las personas y las empresas han avanzado hacia el desarrollo de formas de visualización y cotejo de los flujos de datos, para que el cerebro humano los interprete mejor.

Al enfrentarse a un entorno electrónico tan denso y hostil, no es de extrañar que los militares también hayan empezado a estudiar cómo pueden emplear esas herramientas. Cuando sensores de guerra electrónica se comportan de forma inesperada, indican una amenaza que no está presente, o si existe la necesidad de identificar rápidamente una fuente ambigua y corregirla, las herramientas de visualización pueden ayudar al buen desarrollo de las operaciones.

Un ejemplo se presentó en un reciente documento de la OTAN sobre el tema, se trataba de la programación de un receptor de alerta de radar (RWR), que requiere un conjunto de parámetros únicos para cada radar de amenazas. Se requería que los programadores de RWR buscaran a través de largas listas tabulares de parámetros para encontrar conflictos, lo que es un ejercicio tedioso. La solución que el Centro de Guerra Electrónica de las Fuerzas Canadienses desarrolló, a través de Defence Research and Development Canada (Investigación y Desarrollo de la Defensa de Canadá), fue reutilizar un producto de visualización comercial en una herramienta llamada Visual Interface for Electronic Warfare system (Interfaz Visual para la Guerra Electrónica) que podía mostrar y clasificar los parámetros más fácilmente.

El problema también está siendo abordado por el Ejército de EE.UU. que, en junio del año pasado, emitió una convocatoria a la industria con el objetivo de “identificar fuentes industriales, capaces de proporcionar una gama de servicios y trabajos necesarios para continuar el diseño, la construcción, la integración, las pruebas, la entrega y el mantenimiento del sistema de herramientas de planificación y gestión de la guerra electrónica (EWPMT)”.

El EWPMT presenta una arquitectura abierta y componible, lo que significa que se puede personalizar para diferentes ejércitos, y que se puede utilizar en casi cualquier entorno de despliegue. Ha sido un programa del Ejército de EE.UU. desde 2014.

El contratista principal del EWPMT es Raytheon, que este año entregó la Capability Drop II. “Por primera vez, los operadores del espectro electromagnético pueden planificar la guerra electrónica y controlar el espectro del campo de batalla con una herramienta estándar”, declaró en su momento Frank Pietryka, director de sistemas de guerra electrónica de la división de sistemas aerotransportados y espaciales de Raytheon.

“La ventaja del EWPMT es que lo diseñamos desde el principio como una arquitectura edificable; el producto final está determinado por los plug-ins que se incluyen”, dijo Dan Kilfoyle, director técnico de sistemas de guerra electrónica.

El objetivo actual del Ejército es trasladar el EWPMT más allá de cuarteles generales y puestos de mando avanzados. Para esto, se ha construido una herramienta, la Raven Claw sobre los componentes fundamentales de la EWPMT Capability Drop 1 y 2, que fue concebida durante la experimentación de EW en Fort Sill.

La Raven Claw se ha diseñado para trabajar en red o en un entorno desconectado, intermitente o latente. Como resultado, no depende de un servidor host ni de datos externos y puede funcionar por sí solo con los últimos datos conocidos y las fuentes en tiempo real de los sensores, todo ello en el entorno de un ordenador portátil rugerizado.

En otros sectores de la industria, el SRC, un gran desarrollador de sistemas de inteligencia de señales y guerra electrónica, que ha creado una serie de herramientas de visualización en torno a sus productos para proporcionar datos rápidos, precisos y oportunos, de modo que los operadores puedan recibir información procesable cuando la necesiten.

Según la empresa, sus “herramientas han sido diseñadas por un experimentado equipo de desarrolladores de software, ingenieros y analistas de EW, para automatizar los procesos de forma que los analistas puedan centrarse en lo que es realmente importante: la amenaza”. Esta combinación de ingenieros de software y expertos en la materia proporciona una ventaja única al combinar el conocimiento técnico con una verdadera visión del conjunto de problemas, resultando en soluciones más eficientes”.

Las herramientas pueden utilizarse individualmente para ayudar en segmentos específicos del ciclo de producción y reprogramación de inteligencia o pueden utilizarse colectivamente para ayudar a todo el proceso. Específicamente, las herramientas están construidas y diseñadas para interactuar con la Electronic Warfare Integrated Reprogramming Database del Gobierno de EE.UU., que es la fuente estándar de datos paramétricos para radares y otros emisores de no comunicaciones para el Ejército estadounidense.

A medida que Rusia invierte en capacidades de guerra electrónica más avanzadas, las fuerzas armadas europeas también se están dando cuenta de la necesidad de mejores sistemas y de una mejor integración de los sistemas para combatir estas capacidades. En la conferencia Electronic Warfare Europe de 2017, varias empresas presentaron herramientas que son la respuesta inicial a esta necesidad emergente.

En particular, se trata también de la explotación de los sistemas comerciales listos y militares listos para su uso, que pueden desplegarse rápidamente. Una línea de investigación prometedora es la reorientación de los sistemas de prueba y evaluación para ofrecer una herramienta de visualización coherente también en un entorno operativo.

Rohde & Schwarz, Saab y otras empresas europeas ya disponen de estas herramientas para la comunidad de pruebas y evaluación y apuntan a su desarrollo para la comunidad operativa. Sin embargo, como señaló un ponente, la falta de un proyecto coherente a escala europea que pueda liberar los fondos necesarios para un mayor desarrollo constituye un obstáculo significativo.

Las herramientas de visualización de guerra electrónica son una forma relativamente barata de mejorar y aprovechar las capacidades existentes. En el futuro, darán a los comandantes y operadores una comprensión mucho mejor del denso y complejo espacio de batalla electromagnético. Sin embargo, las herramientas avanzadas están todavía en su infancia y necesitarán apoyo y recursos para poder llegar a buen término.

Fte. Army Technology 

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.