Abril-Martorell (Indra): “Nuestra capacidad digital nos hará aún más competitivos en los próximos años”

En palabras de su presidente, Indra está en inmejorables condiciones para abordar el devenir del mercado de defensa en los próximos años debido a su base tecnológica y digital, y a la capacidad de cooperar y liderar programas paneuropeos.

En una conferencia organizada por el CESEDEN y el Centro Sagardoy sobre el ámbito global de la Defensa y las tendencias más relevantes que están definiendo la evolución de la Defensa y la Seguridad en la época de la Globalización y de la digitalización, Fernando Abril-Martorell analizó los cambios profundos que están modificando gran parte de los conceptos clásicos sobre la Defensa: los adversarios, las amenazas, la disuasión, el peso de la tecnología, así como la importancia creciente de las iniciativas europeas en el futuro de la industria de Defensa española.

Rescatamos a continuación algunas de las apreciaciones que sobre el escenario geoestratégico y la política industrial de defensa realizó:

Indra apuesta claramente por la industria de defensa en su plan estratégico.

La tensionada situación política internacional hace que se estén incrementando los presupuestos de defensa en el mundo a un ritmo del 2% anual, lo que unido al mayor peso del contenido digital de los programas, y al aumento de la escala de los mismos, hace que se esté impulsando enormemente la consolidación del sector a través de joint ventures y fusiones y adquisiciones de grupos industriales, con operaciones cada vez de mayor volumen, especialmente desde 2015, las cuales configurarán el futuro mapa europeo de la industria de defensa.

El contenido digital de los programas aumenta a un ritmo del 7% anual. Por ello, la mayor parte de las operaciones corporativas las realizan grandes grupos en este nicho para adquirir capacidades digitales.

Si hace unas pocas décadas el paquete tecnológico de un programa suponía escasamente un 15% del mismo, hoy en día hay programas con más de un 50% en contenido digital, tendencia que continúa al alza.

Se va a producir un enorme salto tecnológico en el combate debido a la imparable incorporación de tecnologías digitales: sensores IoT, sistemas de sistemas, UAVs, ciberseguridad, realidad aumentada, armamento, satélites, … así como por la tendencia hacia el combate colaborativo e interoperable.

Respecto del FCAS, se está aún definiendo el papel de los países y sus empresas de cabecera en la participación de los siete pilares funcionales verticales definidos, así como de los dos horizontales. Por ello, es aún pronto para concretar el papel de Indra o cualquier otro player español en este programa sobre el sistema de sistemas que a buen seguro marcará el futuro de la política industrial europea de las próximas décadas.

Tags:

Compártelo en las redes sociales