Tecnologías

Tecnologías

Artillería guiada por Inteligencia Artificial. Cannon-Delivered Area Effects Munition (C-DAEM)

El Ejército de Estados Unidos está trabajando en un nuevo proyectil de artillería, capaz de localizar objetivos enemigos, incluyendo tanques en movimiento y vehículos blindados.

El proyectil, llamado Cannon-Delivered Area Effects Munition (C-DAEM), se ha diseñado para sustituir a armas más antiguas, que dejan en el campo de batalla bombas de racimo sin explotar, que podrían suponer una amenaza para la población civil.

El proyectil se ha diseñado para alcanzar objetivos incluso en situaciones en las que el GPS está interferido y las que las fuerzas propias no están del todo seguras de dónde está el enemigo.

En la década de 1980, el Ejército de Estados Unidos puso en servicio proyectiles de artillería de doble propósito, para mejorar la munición convencional (DPICM). DPICM era básicamente el concepto de bombas de racimo aplicadas a la artillería, que consiste en que un solo proyectil contiene docenas de granadas o bombas del tamaño de una pelota de tenis.

En la década de 1980, el Ejército de Estados Unidos puso en servicio proyectiles de artillería de doble propósito, para mejorar la munición convencional (DPICM).

DPICM era básicamente el concepto de bombas de racimo aplicadas a la artillería, que consiste en que un solo proyectil contiene docenas de granadas o bombas del tamaño de una pelota de tenis.

Los proyectiles del DPICM fueron diseñados para lanzar las bombetas sobre el campo de batalla, dispersándolas en un área amplia. Las bombetas eran útiles contra las tropas de infantería desprotegidas y podían destruir las cadenas, armas o sensores de un tanque o vehículo blindado, desactivándolo.

Fte. Popular Mechanics

Compártelo en las redes sociales