Noticias

4
Feb

Boeing y Sikorsky quieren fabricar el próximo helicóptero pesado de transporte alemán

Boeing y Sikorsky han presentado ofertas al concurso de Alemania para la adquisición de un nuevo helicóptero de transporte pesado, ofreciendo el Chinook y el King Stallion respectivamente.

El concurso “Schwerer Transporthubschrauber” (STH) tiene por objeto contratar el helicóptero a finales de 2020 o 2021, y que la entrega concluya alrededor de 2030.

Las licitaciones se produjeron, después de que el año pasado la Bundeswehr pidiera a la industria que satisficiera la capacidad de transporte pesado. La aeronave elegida sustituirá a la flota de viejos Sikorsky CH-53 Sea Stallions del país, operados por la Luftwaffe. Se espera que el contrato final cubra entre 40 y 60 aparatos y que su valor supere los 4.000 millones de euros.

La oferta de Boeing

El 14 de enero, Boeing anunció que el día anterior había ofrecido el CH-47 Chinook a las Fuerzas Armadas Alemanas, describiéndolo como un “helicóptero multimisión altamente moderno, probado y capaz”.

El vicepresidente de Boeing Defense, Space & Security en Alemania, Michael Hostetter, elogió la entrada de su compañía en el concurso, diciendo que cumpliría todos los requisitos de Alemania. Hostetter dijo: “Nos complace haber presentado nuestra oferta y esperamos trabajar con la BAAINBw (Oficina Federal de Equipamiento, Tecnología de la Información y Soporte en Servicio de la Bundeswehr) y la industria alemana para aportar la mejor propuesta de valor a la Bundeswehr alemana.

“El H-47 Chinook es una plataforma única capaz de realizar misiones que otros helicópteros no pueden. Es un probado helicóptero multimisión para cargas pesadas con tecnología avanzada que cumple con los requisitos alemanes”.

Hay casi un millar de helicópteros Chinook en funcionamiento en todo el mundo en varios países, entre ellos ocho de la OTAN, que ayudarán a que los proyectos de transporte pesado de Alemania se integren en las capacidades europeas y de otras alianzas.

En un comunicado de prensa de la compañía dijo que la plataforma de carga pesada tiene “los costos operativos y de adquisición más bajos y una hoja de ruta tecnológica que la mantendrá relevante en las décadas venideras”.

Boeing ha dicho que si gana el contrato fabricará algunas de las piezas del Chinook en Alemania y se compromete a mantener y formar a las tripulaciones del helicóptero en el país.

El presidente de Boeing Alemania, el Dr. Michael Haidinger, dijo: “Continuaremos construyendo y ampliando nuestro equipo industrial de Alemania para el concurso H-47 Chinook Schwerer Transporthubschrauber. Además, nos comprometemos a llevar a la industria alemana oportunidades de ingeniería y producción de alta gama de toda la empresa Boeing”.

La apuesta de Sikorsky

Sikorsky se ha asociado con el contratista de defensa alemán Rheinmetall para su oferta de proveer a las Fuerzas Armadas Alemanas con el CH-53K King Stallion, un helicóptero de un rotor, para el concurso.

La compañía ha reunido un equipo industrial de toda Alemania, incluyendo MTU Aero Engines, Autoflug y Hydro Systems, que recibirán una parte de la producción si son seleccionados.

El director de desarrollo de negocios internacionales de Sikorsky CH-53K, Beth Parcella, dijo: “Todo nuestro equipo se complace en ofrecer el CH-53K; el helicóptero más eficiente, capaz e inteligente que ofrecerá el mejor valor a largo plazo a la Bundeswehr durante el siglo XXI”.

Parcella continuó diciendo que Sikorsky ve la importancia de “construir un fuerte equipo industrial alemán desde el principio y capitalizar el know-how de los compañeros alemanes para el proyecto de STH”.

Al igual que Boeing, Sikorsky afirma que su oferta proporcionará a Alemania los costes de vida útil más bajos de las dos ofertas, según la empresa: “Considerando los costes del ciclo de vida, los requisitos de la misión y la capacidad, el CH-53K proporcionará un mejor valor a largo plazo que su competidor.”

Elogiando la inclusión de un número de fabricantes alemanes como parte de la oferta de Sikorsky, el director general de Rheinmetall Aviation Services, Mike Schmidt, dijo: “Las compañías alemanas jugarán un papel significativo en el éxito del programa CH-53K. Para la industria, esto significa la creación de muchos nuevos puestos de trabajo a largo plazo para empleados altamente cualificados y una importante transferencia de conocimientos técnicos.

“Sikorsky y Rheinmetall prepararon juntos la candidatura durante un largo período de tiempo, lo que ha fortalecido los lazos dentro de nuestro equipo. Nos hemos convertido en una unidad altamente efectiva”.

Sikorsky también subrayó que el CH-53K ofrecería a Alemania la interoperabilidad con su actual flota de aviones de transporte Lockheed Marin C-130 J Super Hércules y el avión cisterna KC-130. El helicóptero puede transportar pallets del mismo tamaño que ambos aviones y ser reabastecido por el KC-130.

Fte. Army Technology