Noticias

13
Dic

De la batalla MDB a las operaciones de MDO, el US Army modifica su doctrina

El Ejército de Estados Unidos ha pasado de denominar su concepto rector de combate “Multi-Domain Battle” (MDB) al “Multi-Domain Operations” (MDO), con una metamorfosis que va más allá de un simple cambio de nombre.

Para reflejar los cambios realizados en el concepto MDO, el Ejército planeaba presentar pronto, su versión MDO 1.5 del concepto, después de varios años de evaluar lo que el MDO realmente significa en el campo de batalla actual y futuro.

“Como concepto, esta no es la respuesta final”, dijo el general Stephen Townsend, Comandante del Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército, en el prólogo de un resumen anticipado de MDO 1.5. “Es la evolución de un esfuerzo mayor para desarrollar y revisar el pensamiento y los requisitos del Ejército para derrotar múltiples dominios de enfrentamiento, durante las fases de rivalidad y conflicto”.

“Revisaremos y actualizaremos este concepto a medida que aprendamos de los otros Ejércitos estadounidenses, aliados y socios, incluso de nuestros adversarios. La evolución de este concepto en doctrina y práctica informará la manera en que el Ejército reclutará, entrenará, educará e impulsará la mejora y el cambio constante para asegurarse de que puede disuadir, pelear y ganar en cualquier campo de batalla ahora y en el futuro”, dijo.

En la versión 1.5, el Ejército ha aportado una claridad ” muy amplia “, dijo el Teniente General Eric Wesley, director del Centro de Integración de Capacidades del Ejército a Defense News, en una entrevista previa a la conferencia anual de la Asociación del Ejército de los Estados Unidos.

“Encontrará muchos más detalles sobre lo que describimos, en términos de cómo llevar a cabo operaciones multidominio”, dijo.

El segundo cambio importante al concepto es la adición de un “rigor analítico significativo”, dijo Wesley.

“Se podría argumentar que la batalla multidominio era una hipótesis, y que ahora ha evolucionado hasta convertirse en un concepto auténtico con montones de datos y experimentación y análisis detrás de ella”, dijo.

El Ejército ha sido capaz de refinar el concepto a través de una variedad de ejercicios y simulaciones de juegos de guerra, incluyendo la primera Joint Warfighting Assessment (JWA), que tuvo lugar en Alemania la primavera pasada. “Multidominio 1.5 es en muchos sentidos un producto de lo que aprendimos de JWA”, dijo Wesley.

Pero también es producto de lo que el Ejército aprendió a través de su nueva Multidomain Operations Task Force, que se ha enfocado en refinar el concepto a través de ejercicios en el área de operaciones del Indo-Pacífico.

El Ejército también puso más énfasis en el papel de multidominio o en cómo se ejecutarían las operaciones multidominio en todos los niveles, para incluir requisitos muy específicos que aseguren que las unidades sean efectivas en la realización de MDO, según Wesley.

“La capacidad de las formaciones del Ejército en cada escalón para hacer converger las capacidades de múltiples maneras y secuencias proporciona al comandante de la fuerza conjunta opciones para imponer una complejidad adicional al enemigo”, afirma el resumen de la MDO 1.5.

También describe en detalle de qué es responsable cada escalón cuando convergen para penetrar las defensas enemigas.

El Ejército y demás actores de la batalla, también trabajan para definir mejor la “convergencia” en la MDO y su realidad. Mientras que la batalla multidominio enfatiza la lucha en todos los dominios, terrestre, aéreo, marítimo, espacial y cibernético, el concepto evolucionado reconoce que, en un ambiente disputado, las fuerzas conjuntas no tendrán hegemonía en todo el espectro.

“Si no se garantiza el dominio en todos los dominios todo el tiempo, será preciso alinearlos para obtener un mayor rendimiento del conjunto que de los actores individuales”, dijo Wesley. “Esta idea de convergencia significa que tenemos que ser capaces de optimizar continuamente los distintos dominios a lo largo de una campaña, lo que supone un reto, ya que muchos de ellos están controlados por otros actores o por niveles mucho más altos”.

Sincronizar o crear convergencia permite que la fuerza conjunta cree una superioridad, agregó Wesley.

El concepto en su conjunto sigue reconociendo que los adversarios de Estados Unidos, Rusia y China, han invertido en formas de mitigar nuestras capacidades, y ahora Estados Unidos se encuentra en una situación de estancamiento.

“Nos encontramos en una posición en la que somos vulnerables a las inversiones que han realizado, lo que hace que nuestra capacidad para llevar a cabo el despliegue expedicionario sea muy difícil”, dijo Wesley.

Y va más allá de la inversión física de los adversarios en sistemas como fuegos de precisión de largo alcance, su influencia en los medios sociales, o incluso la preocupación por la intromisión de los adversarios en las elecciones de EE. UU., por ejemplo, dijo Wesley.

“Este no es más que es el primer asalto en el enfrentamiento”, agregó.

El concepto reconoce que hay dos períodos diferentes: la rivalidad y el conflicto. Pero también que a veces es difícil saber en cuál nos encontramos, debido a la guerra híbrida y la ambigüedad que conlleva.

El Ejército aborda las soluciones al problema del enfrentamiento a través del apelativo “competir, penetrar, desintegrar, explotar y recompetir”, dijo Wesley, que describe el camino que el Ejército debe tomar utilizando sus capacidades para tener éxito contra un adversario en caso de pasar de la rivalidad a la confrontación.

Ese camino se detalla en el concepto.

Aunque el Ejército había planeado originalmente pasar directamente a la publicación de la versión 2.0 de MDO, decidió que necesitaba una versión 1.5 intermedia, por lo que aceleró su publicación, ya que quería asegurarse de que sus esfuerzos de modernización y prioridades realmente se alinearan con su concepto, según Wesley.

Además, para no adelantarse a la fuerza conjunta, el Ejército decidió refinar el que cree que es su papel cuando opera en un ambiente múlti-dominio junto con la fuerza conjunta, y los líderes querían que se desarrollara antes de que el Ejército alcanzara una versión 2.0, explicó Wesley.

La versión 2.0 del concepto será lanzada en el otoño de 2019, dijo.

Fte. Defense News