Tecnologías

Tecnologías

El Air Force Force Research Laboratory (AFRL) probará un sistema anti-enjambres de drones

Tactical High-Power Operational Responder (THOR)

El Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de los EE.UU. ha invertido 16 millones de dólares en la evaluación sobre el terreno del Phaser High Power Microwave (HPM) System de Raytheon fuera del territorio continental de los EE.UU. La fase de pruebas durará más de 12 meses, en la que el sistema se enfrentará a amenazas simuladas y reales de los sistemas aéreos no tripulados. La evaluación explorará la eficacia de la intervención de Phaser sin interrumpir las operaciones de instalación necesarias.

La eficacia de Phaser contra los drones ya se demostrado en el ejercicio MFIX del Ejército en 2018, cuando el sistema eliminó 33 drones, 2-3 a la vez. Actualmente está montado en una caja similar a un contenedor de transporte, aunque Raytheon planea reducir significativamente su tamaño en futuras versiones.

El AFRL ya está evaluando otros dos sistemas HPM: el Tactical High-Power Operational Responder (THOR), que se despliega como medio para proporcionar una defensa de base contra los aviones no tripulados, y el sistema “Counter-Electronic High-Power High-Power Microwave Extended-Range Air Base Air Defense” (CHIMERA), diseñado para atacar a múltiples objetivos en un área mayor.

El contrato HPM sigue a otro contrato de la Fuerza Aérea, por el que Raytheon construirá dos prototipos de sistemas láser de alta energía, que también se desplegarán en el extranjero. Los sistemas HPM y HEL pueden utilizarse de forma independiente o en conjunto para contrarrestar las amenazas del sistema aéreo no tripulado. “Hay más de una manera de derrotar a un avión no tripulado”, dijo el Dr. Thomas Bussing, vicepresidente de Sistemas Avanzados de Misiles Raytheon. “Estamos entregando los primeros sistemas de energía dirigidos defensivos que pueden ser usados solos o en tándem para derrotar a los drones enemigos a la velocidad de la luz.”

El AFRL está llevando a cabo un programa de desarrollo acelerado y comenzó las pebas prototipos en la primera mitad de 2019, en el campo de misiles de White Sands en Nuevo México y en la base de la Fuerza Aérea de Kirtland en Albuquerque, en cooperación con proveedores de equipos como Raytheon, BAE Systems, Leidos y Verus Research. El AFRL espera poner en marcha un sistema de desarrollo inicial en 2020 bajo un programa de 15 millones de dólares.

Fte. Defense Update 

Compártelo en las redes sociales