Noticias

3
Feb

El Pentágono desarrollará nuevas formas de combatir los drones enemigos

Prueba de la tecnología Drone Killer Counter-UAS durante el Ejercicio de Tecnología Naval Avanzada Urbana 2018 (ANTX-18)

Después de anunciar que el Pentágono intensificaría sus esfuerzos contra los drones en el nuevo año, el Departamento de Defensa recientemente ha establecido una nueva oficina para abordar el creciente desafío de los molestos y a veces letales drones enemigos, según un alto funcionario.

La Subsecretaria de Defensa para Adquisición y Sostenimiento, Ellen Lord, dijo a los periodistas que, el Departamento de Defensa ha creado un equipo de 60 personas, encabezado por un general del Ejército de dos estrellas, que elaborará una política y sistemas de campo para eliminar mejor los sistemas no tripulados, que representan una amenaza para las instalaciones y los centros estadounidenses, especialmente los del extranjero.

“En general, la idea es trabajar en términos de desarrollo y de campo, y crear de tres a cinco sistemas, y asegurarnos de que los aprovechamos en todo el Departamento de Defensa”, dijo Lord durante un desayuno del Grupo de Escritores de Defensa en Washington, D.C.

Lord, que reveló las ambiciones del Pentágono para mejorar los sistemas aéreos no tripulados (C-UAS) el mes pasado, dijo que el equipo debería tener las propuestas listas para abril. El Departamento de Defensa nombró al Ejército como agente ejecutivo para el contra-UAS para todo el Departamento.

“Una talla no sirve para todos”, dijo Lord. “Se necesita un sistema con múltiples sensores, múltiples sistemas de ‘derrota”. “Necesitamos medidas defensivas… hasta el grupo cinco de aviones sin tripular, los vehículos aéreos no tripulados más grandes”, agregó. Los aviones no tripulados del grupo 5 incluyen el MQ-9 Reaper y el RQ-4 Global Hawk.

Lord dijo que el objetivo es prevenir futuros ataques de los drones, sin importar su nivel de sofisticación. Por ejemplo, enjambres de aviones no tripulados ayudaron a devastar la enorme instalación de producción petrolera de Abqaiq en Arabia Saudita y el cercano campo petrolero de Al Khurais el 14 de septiembre, destruyendo inicialmente unos cinco millones de barriles diarios de producción petrolera, según funcionarios de defensa saudíes. Aramco, una compañía petrolera estatal, opera la instalación.

Lord reconoció que ya existen muchas armas con esta finalidad.

Durante los últimos años, se ha equipado a las unidades de combate con sistemas de desactivación de drones como el DroneDefender de Battelle, un arma que se dispara desde el hombro y que desactiva los drones con ondas de radio y que, cuando se combina con un radar de fabricación israelí, puede detectar vehículos aéreos no tripulados a varios kilómetros de distancia.

En agosto, la Fuerza Aérea otorgó a Raytheon Space and Airborne Systems un contrato de 23,8 millones de dólares para dos prototipos de sistemas de armas láser de alta energía (HELW), diseñados para eliminar los vehículos aéreos no tripulados, que espera desplegar montado en vehículos terrestres en unos pocos meses para una prueba de un año de duración.

La Fuerza Aérea también otorgó a Raytheon un contrato de 16 millones de dólares para hacer un prototipo del sistema Phaser de microondas de alta potencia que se desplegado y probado en el mismo plazo que el HELW.

En los próximos meses, el Pentágono espera probar más “sistemas integrales” en el campo, dijo Lord.

“Lo que intentamos hacer es estandarizar hasta cierto punto los sistemas que tienen una gama de capacidades”.

Fte. Military.com