Tecnologías

Tecnologías

El Pentágono quiere que la IA co-diseñe tecnologías más seguras

El Pentágono busca el apoyo de co-diseñadores de inteligencia artificial (IA) para conseguir rápidamente armas, vehículos y otras plataformas conectadas a la red más seguras, y que puedan sugerir diseños que los humanos aún no han concebido.

El Pentágono está explorando cómo la inteligencia artificial puede ayudar a construir vehículos más seguros digitalmente, sistemas de armas y otras plataformas conectadas a la red en una fracción del tiempo que lleva hoy en día.

Durante años, los expertos en cibernética han instado a las agencias a hacer de la seguridad una prioridad a la hora de construir nuevos sistemas, pero es más fácil decirlo que hacerlo, al menos cuando se trata de tecnología militar, según la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA).

Virtualmente cada pieza de hardware militar incluye un componente digital y, entender cómo los adversarios pueden atacar estos llamados “sistemas físicos cibernéticos”, antes de que se construyan, requiere mucha mano de obra y modelos informáticos. Debido a que el Departamento de Defensa trabaja con plazos muy ajustados, a menudo se limita el número de diseños que consideran, potencialmente dejando pasar opciones más efectivas, pero fuera de lo común, según DARPA.

Pero mediante la inteligencia artificial, el Pentágono podría acelerar significativamente la construcción de sistemas físicos cibernéticos y, al mismo tiempo, desbloquear diseños más efectivos y, sin embargo, inimaginables, dijo la Agencia.

DARPA ha puesto en marcha una iniciativa, que se centrará en la creación de herramientas de inteligencia artificial que ayuden a evaluar rápidamente los diferentes planos de los sistemas físicos cibernéticos. Según DARPA, la tecnología desarrollada bajo el programa Symbiotic Design for Cyber Physical Systems “cambiaría las cosas y podría dar lugar a una nueva generación de soluciones de diseño inesperadas y contrarias a la intuición”.

En su estado actual, el proceso de construcción de sistemas físicos cibernéticos es descentralizado, iterativo e intensivo en recursos. Diferentes equipos diseñan diferentes partes del sistema, y con frecuencia surgen errores a medida que se juntan esos componentes, lo que obliga al Departamento a volver a la mesa de dibujo.

Pero con “AI co-diseñadores”, el proceso cambiaría dramáticamente: los humanos introducirían en la tecnología los requisitos del proyecto y los planos preliminares, y las herramientas propondrían diferentes diseños para componentes individuales del sistema. Los funcionarios trabajarían entonces con la máquina para reducir los posibles diseños, y el sistema probaría diferentes combinaciones de componentes para encontrar el sistema general más eficaz.

Mientras que hoy en día el Pentágono debe abordar constantemente las vulnerabilidades a medida que surgen, mediante la IA, se comenzarían a construir sistemas físicos cibernéticos con un plan que ya ha sido probado y optimizado a fondo.

“Esperamos una mejora en la productividad del diseño, pero igualmente importante, la aparición de sorpresas, en el descubrimiento de diseños poco convencionales, pero de alto rendimiento”, dijeron las autoridades.

DARPA planea dividir el programa en tres partes, con equipos trabajando juntos para diseñar el co-diseñador de IA, desarrollar una manera para que los humanos interactúen con el sistema y construir un régimen de entrenamiento para enseñar a la IA a aprender de los éxitos y fracasos del diseño del sistema anterior.

Se espera que el programa dure unos cuatro años.

Fte. Nextgov 

Compártelo en las redes sociales