Noticias

2
Nov

Hotspot táctico en apoyo del Reino Unido

La nueva Joint Rapid Reaction Force (JRRF) (Brigada STRIKE) británica requiere movilidad táctica apoyada por comunicaciones de alta capacidad. El Ejército británico, junto con BAE Systemes, Airbus y General Dynamics han colaborado para desarrollar el concepto de demostrador STRIKE Tactical Hotspot para satisfacer esas necesidades.

El Tactical Hotspot es una solución compacta y móvil que se puede desplegar con seguridad en un vehículo blindado. El equipo se monta en un vehículo Panther adaptado con mástiles de auto-erigibles para equipos de radio, proporcionando un área de conectividad segura de varios kilómetros alrededor del vehículo. Mediante el montaje de esta solución en un vehículo protegido, la plataforma puede maniobrar junto a la brigada STRIKE, lo que permite comunicaciones continuas seguras en la línea de frente.

Steph McMenamin, UK Deployed Networks Capture Lead de BAE Systems, dijo “Hemos combinado la capacidad de las tecnologías comerciales modernas con la seguridad de las soluciones ya en servicio, para conectar a los usuarios de forma segura, en lo que pueden ser entornos remotos y hostiles.” Nuestra asociación con el Ejército británico ha sido un trampolín para la experimentación temprana, aprovechando el éxito de la solución de banda ancha de Falcon. Hemos trabajado desde el diseño a un prototipo totalmente integrado en sólo nueve meses “.

El Brigadier Greg Wilson, Head of Capability Strategy Development, Army HQ Information Directorate dijo recientemente: “El trabajo en el Hotspot ha reforzado los beneficios de una estrecha colaboración con nuestros socios de la industria. Trabajar junto con ella nos permite adoptar un enfoque de innovación más ágil y rápido, ya que juntos construimos entendimiento y habilidades. Como resultado, podemos mantener el ritmo y operar con éxito en el entorno rápidamente desafiante y de información discutida al que nos enfrentamos “.

Los STRIKE Tactical Hotspots experimentales, que serán utilizados por el ejército británico, son el producto de un programa de desarrollo de tecnología financiado por BAE, en colaboración con General Dynamics y Airbus.

El Hotspot integra la de banda ancha de Falcon con el TacCIS de Bowman y SATCOM-on-the-Move, potenciado con la capacidad de 4G, WiFi y Tactical Datalinks (WEnDL ™).

El Ejército británico ha adjudicado a las empresas un contrato de 1,2 millones de libras esterlinas para suministrar dos Hotspots experimentales.

(Nota: En el contexto de las comunicaciones inalámbricas, un hotspot («punto caliente») es un lugar que ofrece acceso a Internet a través de una red inalámbrica y un enrutador conectado a un proveedor de servicios de Internet)

Fte.: Newsroom