Noticias

18
Oct

Juegos de guerra de EE.UU. para probar conceptos de lucha contra China y Rusia

F-16 Viper, F-35 Lighting II y F-22 Raptor vuelan en formación

Ejercicios, dirigidos por el Joint Staff de las Fuerzas Armada de EE.UU., pondrán a prueba el nuevo sistema de comunicaciones y las nuevas ideas para conseguir la sincronización de las Fuerzas “.

Una serie de juegos de guerra, que tendrán lugar entre septiembre y noviembre, dirigidos por el Estado Mayor Conjunto del Pentágono evaluarán nuevos planes para combatir a China y Rusia, dicen miembros del Pentágono.

“No tenemos es un concepto que describa con precisión y rigor, cómo los ejércitos combatirán a un adversario de potencia similar”, dijo el teniente general Eric Wesley, subdirector general del U.S. Army Futures Command y director del Futures and Concepts Center, a los periodistas, en el marco de la Conferencia de Noticias sobre la Defensa.

Una parte clave del Global Integrated Wargame consistirá en probar nuevos equipos destinados a que las tropas se comuniquen de forma más fluida entre sí. Hoy en día, cada Ejército emplea generalmente redes exclusivas, lo que significa, por ejemplo, que un piloto que atraviesa el campo de batalla no puede hablar fácilmente con las tropas de tierra ni con la tripulación de un barco que se encuentra en alta mar.

El general Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto, hizo referencia a los ejercicios durante una rueda de prensa la semana pasada. “Estamos adaptando nuestra planificación para la toma de decisiones, cómo priorizamos y asignamos los recursos, y cómo estamos desarrollando las capacidades del mañana”, dijo Dunford.

El proyecto dirigido por el Estado Mayor Conjunto es el último paso del Pentágono para prepararse para un futuro que, podría incluir una guerra sofisticada y de alto ritmo con Rusia y China. Estados Unidos ha pasado las últimas dos décadas luchando en batallas terrestres contra los insurgentes en el Medio Oriente y Afganistán.

“La razón por la que decimos que necesitamos un concepto conjunto más que nunca es, uno, por el ritmo de la guerra; y dos, por la complejidad de todos los dominios”, dijo Wesley, aludiendo a las diferentes velocidades de una persona, tanque, barco, avión y electrones.

“Debido a que todos estos [dominios] están controlados en diferentes niveles o por diferentes ejércitos, se puede ver muy rápidamente que si se quiere integrar todos de forma rápida y continua para aprovechar las oportunidades en un campo de batalla muy letal, se necesita un tipo diferente de estructura [de mando y control]”, dijo.

En una guerra con Rusia o China, dijo Wesley, el campo de batalla “será muy hiperactivo”. El general dijo que los militares utilizan actualmente un “enfoque industrial de la sincronización” durante las operaciones.

Por ejemplo, el F-22 Raptor y el F-35 Joint Strike Fighter son ambos fabricados por Lockheed Martin, pero emplean diferentes redes de comunicación que les impiden intercambiar información en el aire.

“El factor clave es que tenemos que hablar entre nosotros”, dijo el general de división Michael Fantini, director de Air Force Warfighting Integration Capability y subjefe de personal de estrategia, integración y requisitos, durante una mesa redonda.

El Global Integrated Wargame tendrá una “función de forzar a que cada ejército lleve su concepto a la mesa y ver cómo funciona”, dijo Wesley.

Los oficiales de la Defensa presentarán entonces un “concepto de operaciones conjuntas que “describirá las capacidades que los Ejército deben desarrollar”.

Aunque el resultado no se determinará hasta después de los juegos de guerra, las expectativas de que los cuerpos militares trabajen más juntos en el futuro son altas. El vicealmirante Stuart Munsch, subjefe de operaciones navales para operaciones, planes y estrategia, dijo durante una mesa redonda en la conferencia del miércoles. Hoy existe ” cierto grado de alineamiento estratégico “, dijo el almirante.

“Creo que va a ver un grado de integración que nunca antes había imaginado los Ejércitos”, dijo Munsch.

Fte. Defense One