Tecnologías

Tecnologías

La US Navy quiere proporcionar a sus aviones de mayor tamaño la posibilidad de derribar misiles

A la vez que la Armada de Estados Unidos se reorienta hacia potencias como Rusia y China con sus propias fuerzas aéreas, también quiere equipar sus aviones no específicamente de combate, con pequeños interceptores destinados a derribar los misiles aéreos que les ataquen. Esta tecnología sería el primer sistema de defensa activa que operaría en los cielos. Los interceptores serían transportados por los propios aviones o por un guardaespaldas robótico.

La US Navy emitió una Solicitud de Información (RFI) a la industria de defensa el 3 de mayo. Según FlightGlobal, de esta forma llama al concepto “Hard Kill Self-Protection Countermeasure System,” o HKSPCS. Los HKSPCS consistirían en interceptores transportados en una cápsula o internamente en la aeronave que se lanzaría para derribar los misiles atacantes. Alternativamente, los interceptores podrían ser llevados por una escolta de drones o un compañero.

El sistema sería integrado en los transportes C-130 Hércules, aviones de patrulla marítima Poseidón P-8 y otros que, de otra manera no tendrían ninguna oportunidad de reaccionar contra un misil aire-aire. Aunque estos aviones suelen operar con seguridad fuera del alcance de las aeronaves enemigas, a veces las cosas no van de acuerdo con el plan y podrían enfrentarse ocasionalmente a fuegos hostiles. Al darse cuenta de que Estados Unidos depende en gran medida de aviones de apoyo tan grandes, Rusia y China han desarrollado misiles de largo alcance para atacarlos. El ruso Vympel R-37M RVV-BD, Novator KS-172 y el chino PL-15 están diseñados para disparar a larga distancia a los aviones enemigos.

El sistema interceptor recuerda a los nuevos sistemas de protección activa de los carros de combate modernos. En ambos casos, plataformas demasiado grandes para tomar medidas evasivas contra los misiles atacantes, optan por derribarlos. A pesar de que los reactores militares normalmente llevan decoys para atraer a los misiles guiados por radar y bengalas para distraer a los misiles guiados por infrarrojos, un sistema de protección activa proporcionaría una capa extra de protección.

La Fuerza Aérea también está buscando un concepto similar para tanqueros, transportes y aviones espía. En enero de 2016, la USAF adjudicó a Raytheon un contrato por valor de 14 millones de dólares para la investigación de dos nuevas armas, que incluida la munición de autodefensa en miniatura (MSDM). El Departamento de Defensa dijo en un comunicado de prensa, “la MSDM proporcionará armas miniaturizadas en apoyo a la superioridad aérea al permitir la autodefensa de plataformas cercanas y la penetración en entornos disputados (antiacceso, negación de área) con poco o ningún impacto en la capacidad de carga útil”.

Fte. Popular Mechanics 

Tags: ,

Compártelo en las redes sociales