Tecnologías

Tecnologías

Los drones para interiores exigen soluciones customizadas

El grado de dependencia de la aviación no tripulada con respecto a las placas de circuito impreso, los componentes y las soldaduras de alta calidad y en funcionamiento tiene su máximo exponente cuando se vuela en espacios cerrados.

“Muchos UAS están equipados con componentes estándar. Pero volar en espacios cerrados también requiere buena comunicación y transmisión de datos de la navegación, así como faros pequeños, potentes y regulables”, dice Jörg Nolte, Director de Producto de Herramientas de Soldadura, Sistemas de Trabajo e Inspección de Ersa GmbH.

En estos casos, no siempre se pueden utilizar soluciones estándar y hay que hacer desarrollos ad hoc, como muestra el ejemplo del fabricante alemán de aviones no tripulados U-ROB.

El control del avión teledirigido, así como la comunicación en espacios cerrados, puede estar severamente restringido por el entorno. U-ROB ha desarrollado el avión teledirigido ROBi para aplicaciones industriales, que lanzó al mercado en 2019.

“Esto incluye aplicaciones como la inspección de tuberías y cámaras de combustión en centrales eléctricas, la inspección de chimeneas y el interior de estructuras de puentes, así como la inspección de tanques y tuberías de aguas residuales”, explica Joseph Metz, fundador y director general de U-ROB GmbH.

El ROBi está equipado con un mecanismo de intercambio para diferentes sensores y sistemas de cámaras, lo que le permite que el sistema se utilice de forma muy flexible.

“Por ejemplo: durante la inspección interior de un tanque grande descubrimos un área posiblemente defectuosa en una soldadura en las imágenes de transmisión de la cámara. A continuación, podemos sustituir el sistema de cámara por otro que mida el grosor del revestimiento o tome una muestra, lo que nos permitirá informar al cliente de la gravedad de los daños”, continúa Metz.

Una inspección completa de un tanque grande se puede llevar a cabo así en pocas horas. Por el contrario, las inspecciones convencionales provocan un tiempo de inactividad de varios días.

Para estas aplicaciones, el ROBi está equipado con una cámara RGB con una resolución de 12Mpx. Dado que ROBi normalmente funciona en entornos oscuros, la cámara estaba equipada con LEDs regulables de alta potencia. La cámara y los LEDs están montados desacoplados de las vibraciones y se pueden girar por control remoto 180 grados hacia arriba y hacia abajo.

“Para la mayoría de los componentes electrónicos, tratamos de trabajar con montajes existentes. Pero fue con nuestro sistema de iluminación de cámara, con el que tuvimos que desarrollar nuestras propias soluciones. En el transcurso del desarrollo, estas soluciones fueron adaptadas y optimizadas constantemente. Esto se hizo con nuestro departamento de desarrollo”, informa Metz.

En el proceso, se soldaron a mano nuevos LED en la placa de circuito impreso, por culpa de la densidad del embalaje y de la miniaturización. La conexión de las cargas útiles individuales y el propio avión no tripulado también tuvo que ser desarrollado internamente, adaptado y puesto en producción. El desarrollo de una conexión fiable era esencial, ya que la posibilidad de cambiar las cargas útiles es un punto único del ROBi. U-ROB utilizó las herramientas de soldadura del fabricante alemán Ersa para el desarrollo y la producción electrónica.

“Hemos estado observando el mercado de los aviones no tripulados durante bastante tiempo y hemos observado que, en particular, los fabricantes europeos siguen especializándose. Como resultado, las exigencias de calidad y las tecnologías utilizadas están aumentando, lo que se debe a las propias aplicaciones y a la miniaturización de los componentes. Parece que tenemos las soluciones de soldadura manual adecuadas para las exigentes tareas de fabricación de drones, porque las peticiones de la industria de drones están aumentando”, explica Nolte.

Metz comparte la declaración de Ersas sobre la especialización de la industria de los drones. U-ROB se centró en las aplicaciones de inspección en el sector industrial desde el principio y el desarrollo comercial actual de ROBi demuestra que el empresario de Bielefeld tiene razón.

Fte. UAS Vision 

Tags:

Compártelo en las redes sociales