Noticias

11
Feb

Macron dice que “los europeos no pueden seguir siendo espectadores” en la nueva carrera armamentista

El presidente francés Emmanuel Macron advirtió el viernes, día 7, que las naciones europeas “no pueden seguir siendo espectadoras” ante una posible carrera de armas nucleares y les instó a impulsar una “agenda internacional de control de armas”.

“Los europeos deben darse cuenta colectivamente de que, en ausencia de un marco jurídico, podrían enfrentarse rápidamente a una nueva carrera por las armas convencionales, incluso las armas nucleares, en su propio suelo”, dijo Macron a los oficiales militares en un discurso en el que expuso la estrategia nuclear de Francia después de Brexit.

Francia es ahora la única potencia nuclear en las fronteras de la UE en un momento en que los acuerdos de larga duración sobre la limitación del crecimiento de los arsenales nucleares parecen estar cada vez más en peligro.

“Los intereses vitales de Francia tienen ahora una dimensión europea”, dijo Macron.

Dijo que Francia ya había reducido el número de sus ojivas a menos de 300, proporcionando “la legitimidad para exigir a otras potencias nucleares medidas concretas hacia un desarme mundial que sea gradual, creíble y verificable”.

Estados Unidos han sugerido que no extenderán el Nuevo START, un tratado de reducción de armas firmado en 2010, cuando expire en 2021, y tanto Washington como Moscú han abandonado el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF).

Macron advirtió de “la posibilidad de una pura y desenfrenada competencia militar y nuclear, como no se ha visto desde finales de los años 60”. “Es esencial que New START se extienda más allá del 2021”, añadió.

‘Acción autónoma’…

El discurso de Macron se produce como un congelamiento diplomático entre la UE y Rusia, ya que la anexión de Crimea por parte de Moscú a Ucrania ha reavivado los temores de un nuevo conflicto en el flanco oriental de Europa.

Francia ha roto con algunas naciones de la UE al tender la mano para restablecer el diálogo con el presidente Vladimir Putin, que controla el mayor arsenal nuclear del mundo.

“No puede haber un proyecto de defensa y seguridad para los ciudadanos europeos sin una visión política que busque restaurar progresivamente la confianza con Rusia”, dijo Macron.

Por ahora, la seguridad a largo plazo de Europa depende de una fuerte alianza con Estados Unidos, dijo el presidente, pero “nuestra seguridad también depende, inevitablemente, de una mayor capacidad de acción autónoma por parte de los europeos”, que deben aumentar su gasto militar.

“¿Por qué no están dispuestos a hacer de la defensa una prioridad presupuestaria y a hacer los sacrificios necesarios, incluso cuando los riesgos son cada vez mayores?” Macron preguntó.

Las naciones europeas deben insistir en ser signatarias de cualquier nuevo acuerdo para limitar el desarrollo de nuevas armas de alcance intermedio. “Seamos claros: si las negociaciones y un tratado más completo son posibles… Los europeos deben ser partes interesadas y signatarios, porque es nuestro territorio” el que está en mayor riesgo, dijo Macron.

También invitó a los socios europeos a entablar un “diálogo estratégico” sobre el papel disuasorio de la capacidad nuclear de Francia, en un momento en que el país se embarca en una costosa modernización de su arsenal. “Nuestra independencia en cuanto a la toma de decisiones es totalmente compatible con una solidaridad inquebrantable con nuestros socios europeos”, dijo Macron.

No especificó si Gran Bretaña, la otra potencia nuclear de Europa, debería formar parte de esta cooperación ahora que ha abandonado la Unión Europea, pero señaló que “desde 1995, Francia y el Reino Unido han afirmado claramente que no hay ninguna situación en la que una amenaza a los intereses vitales de uno no sea también una amenaza a los del otro”. “El Brexit no cambia esto en absoluto”.

Fte.:Defense Talks