Puede que Rusia y China no sean las principales ciberamenazas

Mientras que Rusia y China representan amenazas significativas, especialmente en el ámbito cibernético, un experto teme que actores menos conocidos sean una preocupación más inmediata.

“El mayor desafío en el que nos centramos en exceso, especialmente de acuerdo con la Estrategia de Defensa Nacional de E.E.U.U., son las grandes potencias. Creo que la actividad cibernética que estamos viendo más ahora es la de las potencias menores o medias: Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Filipinas, Vietnam”, dijo Brandon Valeriano, presidente de Armed Politics en la  Marine Corps University y miembro de la U.S. Cyberspace Solarium Commission. Valeriano habló en un panel en CyberCon 2019 el 12 de noviembre. “Ahí es donde realmente está la evolución de los conflictos cibernéticos. Estoy muy preocupado por nuestro enfoque en los grandes poderes políticos. Creo que tenemos que pensar un poco más sobre las realidades del conflicto”.

La Estrategia de Defensa Nacional de 2018 fue el intento del Departamento de Defensa de cambiar el enfoque de las operaciones antiterroristas, como las misiones en Afganistán, a las amenazas más sofisticadas de Rusia y China.

La cibernética ha sido una forma de que grupos más pequeños y menos poderosos logren sus intereses nacionales, sin hacer grandes inversiones en defensa. Corea del Norte la emplea para burlar las sanciones y financiar proyectos militares, mediante el robo de dinero a través de hackeos. Irán, y sus vecinos de Oriente Medio, se han enfrascado en disputas cibernéticas en los últimos meses.

“Medio Oriente, se está convirtiendo en un campo de operaciones activas, en el que muchas organizaciones y países diferentes pueden empezar a poner esto en práctica. Están pasando de la investigación y el desarrollo a las operaciones”, dijo Sergio Caltagirone, vicepresidente de inteligencia de amenazas de Dragos, a Fifth Domain.

El objetivo de muchas de estas operaciones, añadió, es reducir la influencia de otros actores en la región, manipular los precios o mercados del petróleo, o enviar un mensaje sobre su intención.

Valeriano explicó que la guerra contra un país como Rusia y China no parece estar en el horizonte. Sin embargo, lo más probable es que sea un evento que se intensifique en Siria o en el Golfo Pérsico. “Estas son las cosas que están en marcha”, dijo. “Estas son las cosas de las que tenemos que preocuparnos.”

Fte. Fithdomain

Compártelo en las redes sociales